CONOCETE A TI MISMO

ARTICULOS y LIBROS DE SICOLOGIA

15 Marzo 2016

LIBERTAD Y SOLEDAD.TRUCO O TRATO

La libertad plena del individuo, es casi imposible de sobrellevar en pareja.

Y esto presuponiendo que tomemos como premisa que la pareja de la que hablemos sea equilibrada, independiente, autónoma y respetuosa. Qué decir en la gran cantidad de casos en la que esto no ocurre así.

Podría llenar páginas hablando de la cantidad de coacciones vitales a las que uno u otro miembros de una pareja, someten a su partener a múltiples chantajes emocionales, cada día. Presiones subliminales que cargan la cotidianidad de un estrés sobreagregado a los avatares que la vida nos pone cada día por delante.
Pero qué barbaridades digo, ¿verdad? Pues no. Soy absolutamente sincera con mis propias convicciones y experiencias.
El caso es que la mayor parte de la población humana vive emparejada.
Necesariamente, la especie humana,tiende a coexistir con un ser del sexo contrario, en principio por aquello de la supervivencia de la especie.
Pero según los individuos hemos ido evolucionando, se han ido consiguiendo logros sociales, se ha aumentado el poder adquisitivo de las personas, las mujeres se han ido incorporando al mercado laboral, la genética ya no hace imprescindible unos espermatozoides o unos óvulos bendecidos por la Santa Madre Iglesia para procrear y tener descendencia, la opción de ser SINGLE; cada vez toma más fuerza, y se extiende.

La libertad plena, implica muchos beneficios al ser humano, pero también conlleva muchas carencias, muchos vacíos.

De los beneficios, qué os diría, desde las situaciones más burdas que se os puedan ocurrir, comer cuándo quieres lo que quieres, ver la tele o erradicarla definitivamente de tu vida, permitirte no cambiar el aceite del coche sin que nadie te recuerde lo despistada e inútil que eres al respecto, gastarte tu dinero en comprar la mejor plancha del mundo, o no planchar nunca, hacer pis con la puerta abierta, o dejarte el champú destapado, fumar en tu habitación si te apetece, ir a un museo sin que nadie ponga cara de besugo, tener los amigos y el tipo de amigos que te de la gana, no tener que comer en casa de una familia política que no soportas y que no tiene ningún punto en común contigo, comprarte cinco  gatos porque te encantan y tú no eres alérgico, leer hasta las 5 de la mañana sin que nadie te pregunte que si te pasa algo, o por qué no dejas ya los libritos que es sábado y tocan otros menesteres.

Que si eres mujer, por aquello de que siempre te toca a tí, por memoria histórica, tengas que tener tus camisetas hechas un burruño, para que él tenga sus diez mil camisas perfectamente estiraditas. Qué tú tengas el cuatro por cuatro y no él, y tú el utilitario.
Esas mañanas de desayuno de domingo, sin hablarse mientras se lee el periódico, donde por decir algo, comentas cualquier chorrada para romper el hielo que se establece después de años de convivencia, y por dentro piensas, uf, qué pereza. 
Sabes las preguntas y sabes las respuestas.

Cuando eres single, estás dotado de una autonomía de acción impresionante. Nadie condiciona ni tu pensar ni tu ejecutar.Y eso como INDIVIDUO, permite un desarrollo personal, que de la otra manera se ve acotado, siempre, en  algún sentido.
Te levantas por la mañana, y decides que te vas a Estambul, y regresas mañana, y no lo consultas  con nadie. O estás muerto de asco en casa y te tomas 3 gin tonics y a dormir.
O decides empezar un proyecto empresarial, y no viene el profeta de turno a pincharte el globo.
O pones en el jardín las flores que te da la gana, aunque no vayan con este clima, se te secan, fijo, pero has hecho lo que has querido.
O te pones a hablar de física cuántica con tus amigos por la red, y nadie te dice ¿te falta mucho? cuando estás en lo mejor de la conversación. Y así mil y una anécdotas.

Pero, el ser humano, y el individuo, también tiene corazón a parte de cerebro.

Y hay muchos momentos, donde la libertad querida, buscada, peleada, conseguida y amada, pesa como una losa.

Cuando el status single es tu manera crónica de vivir, pasas muchos momentos, donde sólo desearías tener a ése con el que no hablas, al lado, sujetando a pachas contigo el bote de palomitas; o donde la almohada que usas de muleta cada noche, te mira como diciendo:_tía, ya te vale, búscate un novio o cambia de almohada, que me tienes destrozada; o cuando te metes en el fregado empresarial de tu vida, y desearías tener a alguien que te criticara, sí, que te hiciera ver los contras posibles de la situación, porque tu libertad es tan grande y tan extensa que si te la pegas, te la pegas gorda, y sólo le puedes llorarle a la almohada.
Surgen momentos, dónde echas de menos que alguien haga magia para tí. Y sublimas, sin quererlo, las relaciones de pareja.

Sí es cierto,que los singles crónicos, somos seres bastante valientes, bastante fuertes, y que aprendemos a gestionar nuestra soledad con el paso de los años. Pero también tenemos un corazoncito, que de vez en cuando nos juega malas pasadas.

El sexo, toma carices extraños. Aquello que se hace monótono y se vuelve coñazo en las parejas de toda la vida, en los singles es un juego divino, de conquista, seducción, logros y fracasos. Pero como todo, hasta cierta medida. Con los años, te vuelves muy selectivo, no te vale cualquier tipo de sexo, buscas calidad en las relaciones, pero la calidad a partir de los 40, parece que se vuelve inversamente proporcional a la sabiduría. Cosas del envejecimiento fisiológico. Y entonces, te encuentras, joven para muchas cosas, con dinero para permitírtelas, pero te has vuelto tan exigente, que no te conformas con un polvo, no, quieres un polvo inteligente, culto, divertido, que no te pida mucho tiempo, porque tienes otras mil cosas que hacer, pero que cuando estés ñoño, sea tu hombro para llorar. Y que además haga magia. ¡Venga niña,así no hay manera!

Como veis, volvemos a la eterna cuestión. Nada es perfecto, todo tiene cosas buenas y cosas malas, y quién es el guapo capaz de encontrar el punto justo de equilibrio.

Simplemente, al final, es una cuestión de Riesgo/Beneficio. Y es nuestra condición genética, particular, e individual la que hace que nos pese o nos guste más una opción que otra. Que prefiramos dormir solos o acompañados, que asumamos que la libertad de hacer lo que nos da la gana, a los singles nos puede más que las pequeñas coacciones cotidianas de ese que nos ama, y que por tanto nos requiere cierta atención, aunque también nos apoya y nos mima en momentos de desierto.

Como dijo un escritor catalán de quién no recuerdo el nombre, el estado ideal, creo que no es el de encontrar a tu media naranja, sino el de encontrar una naranja que sepa rodar a tu lado. Y eso es un hecho objetivo, extraordinario, que ocurre, aunque en contadísimos casos, pero que cuando ocurre, llena de gozo y felicidad.

Por tanto, habrá que aceptar, que sí existen relaciones de pareja magníficas y enriquecedoras, pero también que es un status difícil de encontrar. Y que a quienes preferimos seguir esperando en soledad a que quizá nos toque algún día conocer a esa otra naranja entera y compañera, de alguna manera, esto también nos ennoblece,porque más de un día y de una noche, no es fácil sobrevivir a nuestra propia decisión de ser inmensamente libres.

25 FEBRERO 2016

AMAR SIN MIEDO

Pienso tanto en el amor que a veces las ideas se me hacen nudos y tengo que ponerme a escribir para desenredarme. Es entonces cuando dejo de pensar y comienzo a sentir la necesidad de aquellos que comenzaron el año sin ese amor que deseaban, aunque puede que ni ellos mismo sepan cuánto.

Comienza el año y nos hacemos propuestas, pensamos iniciativas y nos inundamos de propósitos.  Cambios y más cambios que habitualmente no llevamos a cabo.  Pero hay algunos que merecen la alegría y aunque nos generen temores, es bueno priorizar.

El amor es uno de ellos.  Entregarse al amor, vivirlo, reírlo, degustarlo y confiar.   Así de simple y tan complicado para muchos.  

El placer de poder amar

Son muy comunes las resistencias, esos miedos limitantes que nos alejan del ser amado, de nuestros deseos y de nosotros mismos, en definitiva. Y realmente,  no hay nada más gratificante que aceptar, confiar y amar en paz.  De hecho, puede que sea la única forma de amar.

Pues el amor no es miedo, aunque pueda generarlo si nos creamos exigencias y expectativas rígidas de cómo ha de ser ese amor. Estas no son más que temor por no ser aceptados si no hacemos lo que creemos que se espera de nosotros o la pareja no nos ofrece lo que necesitamos para sentirnos plenos, por ejemplo. Pero el mito de la media naranja de Platón es solo eso, una fábula,  y la realidad apunta que únicamente nos podemos completar nosotros mismos.

Me encanta transmitir que  somos naranjas completas, con nuestras fortalezas y debilidades. Si decidimos unirnos a otra naranja, que sea para poder hacer un buen zumo, que nutra y refresque la vida de ambos. Pero que no se haga para que supla nuestras carencias, esto convierte a su pareja en salvadora y se transforma en una relación de dependencia, tóxica y dramática. Como decía el psicólogo y padre del Triángulo dramático Stephen Karpman: "no rescatarás a personas que puedan valerse por sí mismas. Si lo haces, les estarás librando de sus responsabilidades y les impedirás que tomen sus propias decisiones y encuentren su camino". Es como hacerle los deberes a un niño en lugar de servirle de apoyo y resolver sus dudas para que lo pueda hacer por él mismo.

Como contrapunto, en 1954 Abraham H. Maslow ya nos habló en su conocida pirámide, sobre nuestras necesidades y deseos, tales como las fisiológicas, de seguridad, sociales, de estima y de autorrealización. En todas ellas se habla, entre muchos otros aspectos y de una u otra manera, sobre la pareja. Desde la satisfacción de nuestro deseo sexual, pasando por las necesidades afectivas de carácter íntimo e individual, de confianza, el deseo de pertenencia, de sentirse parte de algo mayor que uno mismo, hasta la satisfacción personal por conseguir lo deseado, generadora del sentimiento de triunfo y la sensación de poder, para llegar a la cima de esa pirámide.  

Se busca cómplice de vida

Pero no todos deseamos pareja, es verdad, ni tiene por qué ser la pareja tradicional imperante en nuestra sociedad lo que deseemos. Existen muy diversos modelos, tantos como parejas, incluso formatos abiertos, tríos, poliamores o libreamoría y un largo etcétera.

Algunos  solo deseamos un cómplice que colabore en nuestro proyecto de vida común  y nos generemos satisfacción mutua caminando por él de la mano. Aceptando y apreciando las diferencias que hubiera y admirando y aprendiendo del otro, incluso de las mismas.

Pida una pareja que encaje con su deseo y se le dará. Hágalo programándose en positivo, piense que es posible construir algo bonito y deje fuera los miedos. Si usted cambia por dentro, todo cambiará fuera. Está demostrado que sus pensamientos, emociones y hasta su corazón, puede transmitir su estado interior a los demás. Incluso puede hacer que se giren por la calle inconscientemente para mirarle o que huyan de su lado, sin necesidad de hablar ni que le hayan visto previamente. Es pura energía y podemos vibrar con determinadas personas por esto mismo.

Dicen que  lo mejor de la vida no se planea, sucede,  y así lo creo. No planee demasiado, sueñe con un pie en la tierra pero sueñe. Lo único que veces deseamos algo que no es para nosotros, y creemos que el sueño no se cumplió, pero solo estaba mal formulado.  

¿Quieres ser libre conmigo?

Saber que alguien, aun pudiendo irse porque nada le ata, desea estar a su lado y compartir su vida, es extraordinario. No por necesidad sino porque la vida le resulta más bella con su compañía, a pesar de las dificultades y desencuentros, que los habrá.

Nos han enseñado a amar a través de la posesión, los celos, la vergüenza, el orgullo y el deber, signos de debilidad, inseguridad y baja autoestima. Y todo esto nos impide amar plenamente y con autenticidad.

Qué gran placer poder mirar a su pareja y decirse, "No te quiero para mí, te quiero conmigo"  

Dejar ir para poder recibir

Puede que  los traumas del pasado nos impiden avanzar pero se pueden sanar, aunque hay que querer hacerlo.

Para esto,  trabajar nuestra resiliencia es básico.  Este término acuñado por Boris Cyrulnik, nos habla de la  capacidad del ser humano para reponerse de un evento desagradable y que se genere crecimiento postraumático. Apunta a que no solo se recupere de sus heridas sino que además, salga reforzado del mismo.

Encontrar esa persona con la que vibre puede remover sus miedos pasados y abrir heridas, aunque le pueda ayudar a cicatrizar. Ya sabe que las heridas pican mucho cuando cicatrizan. Por supuesto, la huida es una opción, aunque huir permanentemente y creer que estamos mejor así, renunciando a sueños, es una trampa.

A mis alumnos, futuros terapeutas, suelo decirles que aparecerán sus pacientes justo con las historias que ellos necesiten. Y ocurre lo mismo con las personas que nos encontramos en los afectos y otras áreas de nuestra vida. Todo son causalidades, nada es casual.

Decidir iniciar cualquier proyecto puede dar vértigo y es evidente que todo cambio conlleva una pérdida. Cambian sus hábitos, cambia su vida tal cómo la conoce y hay que adaptarse a ser dos para poder construir algo juntos, aunque conservando sanas parcelas de independencia.

Realmente  el cambio no es doloroso, requiere su proceso de adaptación. Sin embargo , la resistencia al cambio sí lo es   y puede generar mucho sufrimiento.  

La vida que le espera

Lo que construya, será la vida que le espere. No todas las personas deseamos lo mismo y soltería no es sinónimo de soledad, por supuesto. Solo si lo desea, láncese y permita que el amor de pareja siembre su vida.

Recuerde aquello que dijo el actor Liam Neeson: "Todo el mundo dice que el amor duele, pero eso no es cierto. La soledad duele, el rechazo duele. Perder a alguien duele. La envidia duele. Todos confunden estas cosas con el amor, pero en realidad el amor es la única cosa en el mundo que cubre el dolor y que hace que alguien se sienta maravilloso de nuevo. 

El amor es lo único que no duele".

*Ana Sierra  es psicóloga y sexóloga   https://about.me/AnaSierra

 

5 FEBRERO 2016

TRABAJAR POR MANTENER UNA RELACION CONSCIENTE

“Una relación consciente es ante todo una decisión de mantener y hacer crecer una conexión especial entre dos almas”, dice Fadi Bujana, coach de El Instituto de la Pareja y autor de “El amor excelente” o “Caracoles tántricos”. “Es una decisión de crear un espacio-tiempo en el que desarrollar la relación y aportar la energía necesaria para que esto ocurra”, continúa. “Una relación consciente tiene ingredientes como generosidad, gratitud, amor, respeto... pero esos solo son la salsa con la que se adereza el ‘plato principal’, es decir, la intimidad física yespiritual, lo que requiere otro ingrediente muy especial...”, explica Bujana. 

¿Y cuál es ese ingrediente indispensable en una relación consciente? Como recalca Fady Bujana, “se trata de la apertura total y voluntaria entre ambas personas”. “Es importante que los dos estén dispuestos a abrirse total e incondicionalmente uno hacia el otro a partir del primer momento de la relación”, dice. Por supuesto, como cuenta este coach, esta apertura puede producir miedo y hacernos sentir vulnerable, algo “perfectamente legítimo”. Pero, como explica este experto, “el miedo viene del pasado y no constituye ninguna predicción de futuro”, Por otra parte, para Bujana “ser ser vulnerable ante el otro es una enorme expresión de tu poder interior porque solo alguien actuando desde su centro de poder puede renunciar a sus mecanismos de defensa habituales y exponerse a pecho descubierto ante otra persona”. “Soltar las armas forjadas en toda una vida de lucha y miedo es una enorme expresión de poder personal, de fe, de valentía”, añade. 

Cuestión de fe  

“Es importante ser capaz de hacer esto al principio de la relación, en el primer instante, sin esperar a tener el tiempo de tantear al otro porque una relación consciente se basa en la fe, no en la confianza”, dice Bujana. “La confianza viene de afuera y se basa en las pruebas; la fe viene de dentro y no requiere ninguna prueba, solo amor y fuerza interior”, apunta.

Para este coach, al principio cada relación es como un mantel blanco dispuesto para acoger todo el amor que la pareja sea capaz de brindarse. “La blancura de ese mantel solo se puede mantener con apertura y vulnerabilidad hacia el otro porque a medida que se vaya manchando y perdiendo la inocencia, se van sumando trabas emocionales y, un buen día o más bien un mal día, llega a haber tantas manchas en el mantel que ya no se encuentra suficiente espacio blanco para poder depositar el amor”. Esto, según Bujana, “transforma la relación en una pequeña guerra silenciosa (fría o caliente) en la que cada uno lucha contra el otro y contra sí mismo, creando más y más distanciamiento y, finalmente, una ruptura mil veces anunciada y jamás escuchada”. 

A continuación, Fady Bujana nos da las claves para conseguir esta relación consciente: 

Toma consciencia. Como dice Bujana, “el primer punto de una relación consciente es tomarconsciencia a nivel personal y vivir desde otra perspectiva, otra vibración”. Como explica este coach, se trata de “un nivel de vibración más elevado, siendo responsable de sus propios actos y coherente con sus propias decisiones (incluida la de ser ‘otro tipo de persona’)”.” Esta decisión de elevar tu nivel de vibración se traduce en una serie de actitudes ante la vida como respeto, integridad, compasión, amor, etc.”. dice. 

Tienes una relación. El siguiente punto de una relación consciente, como dice Bujana, “es ser consciente de que se tiene una relación con otra persona”. “Una relación es un vehículo sagrado que transporta amor entre dos almas; y no es solo el amor el que sustenta la relación sino la forma de relacionarse la que nutre el amor”, cuenta. 

pareja2

Intimidad. “El tercer punto es entender que la meta de una relación consciente es la plena intimidad con el otro y con uno mismo”, dice Bujana. “Es desvelarse, aprender a ‘compartirse’ con el otro a pesar del miedo, la vergüenza y las secuelas de la vida. Desvelándose, compartiéndose, uno llega a ver ‘lo que hay’”, explica.

Trabajarse.“Una relación consciente no es una relación estática en la que solo existe el compromiso de desvelarse al otro sino el compromiso implícito de trabajarse uno mismo en presencia del otro”, apunta este coach. Como dice Bujana, se trata de “una forma evolucionada de relacionarse”. “La relación ofrece el espacio seguro en el que tiene lugar el trabajo personal y de pareja desde el amor, la aceptación, la honestidad y la coherencia”, añade. 

Verdad y transparencia.“Un punto muy importante de las relaciones conscientes es el respeto absoluto a la verdad y la transparencia”, dice Bujana. Según este coach, “si no dices la verdad, la tergiversas u ocultas partes de ella (a menudo alegando privacidad), no tienes una relación consciente, de hecho ni siquiera tienes una relación”. “Lo que tienes -dice Bujana- es un enredo entre cuatro personas (la que tú eres y la que pretendes ser, y lo mismo el otro)”. Como explica Bujana, “si quieres una relación de verdad, hay que tener el coraje y la valentía necesarios para atender a la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”. 

Invertir.“Una relación consciente requiere la voluntad de ‘invertir’: no se busca tener algo por nada sino que se entiende que debe existir un equilibrio en el dar y recibir”, comenta Bujana. “No es algo que viene solo sino algo que se ‘busca’ porque no va a ocurrir sin que tú levantes un dedo, vas a tener que crearla desde tu propia voluntad e invirtiendo tiempo y energía”, apunta. Como dice este experto, “una relación consciente requiere ‘presencia’ en el sentido más amplio del tema: la tuya, la del otro y la de la divinidad que habita cada uno”. 

Otro ritmo. “Una relación consciente tiene un ritmo diferente a una relación normal”, dice Bujana. “Va más rápido porque no se pierde tiempo en interminables juegos de sombras con el otro y con uno mismo”, explica. “Si lo que quieres es ‘mostrarte’ al otro y a ti mismo, tienes que desnudarte, no decorarte y ‘tergiversarte’ para parecer otra cosa que lo que realmente eres”. Esto, según Bujana, “no quiere decir que sea instantáneo pero no se pierde el tiempo en construcciones inútiles y engañosas”. “Una relación consciente es respetuosa con el factor tiempo y con la impermanencia de la vida”, añade. 

Crecer.“La función de una relación consciente es crecer y solo se crece a través de las relaciones”, dice Bujana. “No puedes crecer en valor absoluto sin confrontarte a ti mismo y a las situaciones de la vida. Y no hay lugar en el que se crezca más que en una relación consciente porque creces de verdad y en base a la verdad”, explica. Según este coach, “intentar crecer sin desvelarte ni confrontarte a ti mismo es una ‘paja mental’ por muchas terapias que hagas, porque siempre se puede mentir, mientras que en la relación, tarde o temprano, tendrás que hacer frente a la/tu verdad”. “La meta de la relación consciente es la intimidad y tú creces aprendiendo a sostener esa intimidad contigo mismo, con otro ser y con la Existencia”.

Para finalizar, Faby Bujana nos plantea una pregunta: “¿Te das cuenta de que a este nivel no hace falta hablar de egoísmos ni de altruismos ni explicar recetas para mantener al otro interesado y excitado?”.

21  ENERO 2016

Cualidades que todo hombre quiere en una mujer, te sorprenderás definitivamente

Inteligencia : Definitivamente la inteligencia es completamente necesaria ya que de esta manera se puede mantener un número bastante interesante de conversaciones variadas.

Hermosa : Porque el físico es importante para la atracción y para el tema de las relaciones y evitar infidelidades, aunque parezca superficial es importante, aparte de que demuestra que tanto te preocupas por tu imagen. 

Cariñosa : Es importante si vas a pensar en una relación, que esa mujer sea cariñosa, si no, no sirve para una relación básicamente. 

Energía : Que tenga ganas de ir de un lado al otro cada tanto, romper la rutina y animarse a probar cosas nuevas. 

Animarse a amar : Todos hemos tenido malas relaciones, no por eso nos vamos a andar cerrando en nosotros mismos, una mujer que se anime a amar cada vez que sea posible. 

Experimentar cosas en la intimidad : Porque si no, a la larga termina aburriendo y nuevamente la posibilidad de infidelidades es grande, en este caso una vez se acabó la calentura de los primeros meses la monotonía hace de las suyas y comienza a hacer las cosas demasiado aburridas en este sentido, anímate a más para variar.

20 ENERO 2016

10 verdades que los hombres ocultamos y toda mujer deberia saber lo antes posible

1.- CREEMOS EN CUENTOS DE HADAS

 Los hombres, aunque muchos lo nieguen, si creemos en cuentos de hadas y princesas azules. De hecho el que más lo niega, es el que más películas de Wald Disney se ha creado en su cabeza. Los hombres si esperamos esa princesa azul.

2.- SOMOS SENSIBLES

Los hombres tenemos mucha sensibilidad, lo que pasa que se nos ha inculcado el dicho “LOS HOMBRES NO LLORAN” desde muy pequeños y nos creamos corazas inútiles para hacer ver que no sufrimos, o que no sentimos sensibilidad por las cosas. Los hombres somos muy sensibles aunque no lo parezca.

3.- INFIELES CON LA MIRADA

A los hombres “SI” nos gusta mirar a las mujeres lindas de cuerpos bellos y rostros angelicales. Mentira los hombres que dicen que solo tienen ojos para su mujer, esos son de los que menos te puedes fiar (algo esconden fijo). Que nos fijemos en otras mujeres, tal vez es un instinto que lo llevamos en nuestro sistema endocrinológico o neurológico condicionado por la evolución.

La selección natural siempre ha creado formas de elegir entre especies. Y mirar y tener el instinto de sentirse atraído por otro individuo es más natural de lo que te imaginas. Ahora, eso no justifica la infidelidad para nada en el mundo. Tenemos la razón suficiente para tener la dignidad y el respeto de no mentir a nuestra pareja. De ver, pero no tocar.

4.- SUFRIMOS

Los hombres todos alguna vez hemos sufrido por una mujer, el que diga que no, es que se engaña así mismo. Las mujeres también nos hacen o nos han hecho sufrir alguna vez en nuestra vida. Los hombres también padecemos de miedo en el amor.

5.- TENEMOS DEFECTOS

Los hombres tenemos muchos más defectos de lo que hacemos creer a la sociedad. Los hombres somos muy vulnerables ante los estereotipos sociales e igual que las mujeres.

6.- MENTIMOS

Los hombres no siempre decimos la verdad cuando nos preguntan si somos felices con nuestra actual pareja. No queremos admitir o delatar nuestros sentimientos al mundo que nos rodea.

7.- DUDAMOS

Los hombres también dudamos de nosotros mismo en muchas ocasiones.  Aunque hay muchos que vayan de sobrados mostrando al mundo su pecho de gallito colorado. Los hombres también tenemos muchas inseguridades en nuestros días. Aunque no es algo que predomine en nuestro carácter, si puede influir en muchas de nuestras decisiones.

8.- HACEMOS LOCURAS

Los hombres, y creo que todos, bailamos y cantamos a solas haciendo el “tonto a lo Elvis”en casa cuando estamos solos. Todos nos hemos puesto delante del espejo mostrándonos y riéndonos de nosotros mismo alguna vez.

9.- NOS GUSTA EL CHISME

A los hombres también nos gusta cotillear de los demás. Siempre se ha dicho que las mujeres son las cotillas, pero te quedarías asustada de la gran cantidad de hombres que “sapean y cotillean” de los demás en las reuniones entre amigos.Los hombres también somos chafarderos.

10.- NO SOMOS SINCEROS

Los hombres no siempre somos sinceros. Porque tal vez, no sabemos decirnos la verdad a nosotros mismo.

 

18 ENERO 2016

PRSD: la verdadera razón por la que fracasan las relaciones de pareja (y cómo superarlo)

Las relaciones amorosas evolucionan desde la pasión al compromiso y, en esta transición, la mayoría de parejas sufren lo que se conoce hoy como Síndrome de Estrés Post-Romántico

El amor romántico desaparece en toda relación tarde o temprano.

MIGUEL AYUSO


El amor es uno de los sentimientos más importantes para el ser humano –si no el que más–, pero si bien ha sido la principal preocupación de los artistas durante toda la historia, su estudio es bastante reciente. Es cierto que el romance ha sido investigado por la psicología desde sus primeros pasos como ciencia, pero los grandes autores –desde Freud a Maslow pasando por Reik– se preocuparon más de lo patológico que de lo convencional, algo por desgracia habitual en la mayoría de los campos de la disciplina.


No fue hasta 1986 cuando Robert Sternberg (Newark, EEUU, 1949), hoy presidente de la Universidad de Wyoming y uno de los más reputados psicólogos del mundo, publicó en la revista 'Psychological Reviewsu seminal teoría triangular del amor. Fue esta la primera clasificación sobre los tipos de relaciones amorosas, que sigue siendo ampliamente estudiada y debatida hoy en día, y que abordó por vez primera la gran problemática de toda relación de pareja: la transición del conocido como amor romántico al más duradero amor compañero o consumado.


  La triste realidad es que la mayoría de parejas son muy pronto víctimas de la biología que les unió en un primer momento

Según la teoría de Sternberg, las relaciones amorosas evolucionan desde la pasión al compromiso, pudiendo desarrollar la intimidad en el camino y manteniendo o no la pasión. Pero, en esta transición, la mayoría de parejas sufren lo que se conoce hoy como Síndrome de Estrés Post-Romántico (PRSD, por sus siglas en inglés).


Aunque este “trastorno” no es reconocido todavía como tal en los manuales oficiales –y quizás no debería considerarse un síndrome propiamente dicho–, es un fenómeno que conocen bien los terapeutas de pareja y casi todo el mundo que ha tenido relaciones duraderas.


“La triste realidad es que la mayoría de parejas son muy pronto víctimas de la biología que les unió en un primer momento”, explica el psicólogo John Bradshaw en su último libro 'Post-Romantic Stress Disorder: What to Do When the Honeymoon Is Over' (HCI). 

“Cuando estás inmerso en la primera oleada de amor tu cerebro está repleto de compuestos químicos que te hacen tener ganas de practicar sexo todo el rato y te ayudan a disimular las imperfecciones de tu pareja”. Pero, superada esta fase de amor romántico –que según la mayoría de estudios se esfuma pasados 12 o 18 meses– los amantes tienen que enfrentarse a la cruda realidad: nada es tan perfecto como parecía.

“Esto no quiere decir que no se sigan queriendo”, explica Bradshaw, “pero es como si el hechizo que estaban experimentando desapareciera de repente. Ya no quieren hacer el amor en cada oportunidad ni cuentan los minutos para estar juntos”. Es en este momento en el que, según el psicólogo estadounidense, la mayoría de parejas experimentan el PRSD. Algunas lo superan pronto, comprendiendo que la disminución de la pasión es algo normal y no implica la ausencia de amor, pero otras viven un auténtico calvario que acaba en la destrucción de la pareja o, casi peor, el desarrollo de un matrimonio infeliz que puede durar años.

Luchando contra la naturaleza

Como explica Bradshaw, el amor romántico es siempre temporal pues es así como estamos biológicamente diseñados: la naturaleza se asegura de que ninguna pareja permanezca en un  estado de enamoramiento  para siempre, pues esto sería peligroso para su supervivencia y la de sus hijos (el principal objetivo evolutivo de todo esto), que requieren de una atención mayor de la que puede ofrecer alguien enajenado por el amor.

" La mayoría de parejas son compatibles, pero rompen porque son incapaces de alcanzar el tipo de amor que puede aguantar en el tiempo"

En el pasado , los matrimonios eran concebidos más como un  contrato social  que como un vínculo amoroso. Esto era en muchos sentidos una  tragedia,  pero por otro lado todo el mundo tenía claro que no tenía por que estar enamorado para siempre de su pareja.  Hoy el discurso ha dado la vuelta por completo y parece que una relación no puede llegar a buen puerto si no se construye desde la  pasión desenfrenada . Se trata de una idea errónea que causa muchísimo dolor, pues es casi imposible que el amor romántico sobreviva en el tiempo. La única forma de construir relaciones duraderas, comenta Bradshaw, reside en saber superar esta transición del romance al compañerismo, creando un  amor duradero,  con la suficiente cantidad de sexo –que, debemos tener claro,  será menor que en la etapa previa –. 

En opinión del psicólogo, que lleva décadas trabajando como terapeuta familiar, el  PRSD  está en la base de la mayoría de fracasos matrimoniales: “Creo que sólo el 15% de las parejas son verdaderamente incompatibles, pero muchas rompen porque son incapaces de alcanzar el tipo de amor que realmente puede aguantar en el tiempo”.

Reconoce la diferencia entre pasión y amor


La base misma del PRSD consisten en confundir la falta de pasión con la pérdida de amor. La reducción del deseo es algo natural e imposible de evitar pasado un tiempo en la relación. Eso no significa que ya no estéis enamorados, pero es algo que se debe solucionar en pareja.

“El amante con una libido mayor puede volverse pasivo-agresivo con su pareja”, explica Bradshaw. “E, independientemente del grado de daño, es el tipo de comportamiento que puede inflingir un enorme daño emocional”. Muchas personas, cuando experimentan la falta de deseo en la relación, se dejan de preocupar por sus parejas y se vuelcan en sus amigos o sus hijos, lo que a la larga acaba destrozando la intimidad.

En cuanto veas que el deseo ha disminuido háblalo con tu pareja. Callarse es la peor opción y no reconocer el problema como algo normal es un error.

Evita las 4 ' D '


Cuando el amor romántico se esfuma –algo que puede no ocurrir al mismo tiempo en ambas partes de la pareja– empezamos a notar que algunos de los comportamientos de nuestro amante, en los que no habíamos reparado, nos molestan enormemente. “Se necesita tiempo, esfuerzo y una gran voluntad de compromiso para crear un amor lo suficientemente sólido como para durar toda la vida”, explica el psicólogo, algo que no ocurrirá nunca si, a la primera de cambio, somos intransigentes con los defectos de nuestra pareja.

Debemos centrarnos en nuestros fallos, no en los de nuestra pareja, que no vamos a poder controlar

Es muy sencillo que empecemos a criticar a nuestra pareja por cualquier asunto en el que antes no habíamos reparado, y es normal, pero si empezamos a tratar mal a nuestro compañero la relación hará aguas tarde o temprano.

Para no caer en esta trampa, debemos evitar siempre las cuatro 'D' que suelen envenenar para siempre una relación: denigrar a tu pareja con ataques sobre su comportamiento, actuar siempre a la defensiva, devaluar a la otra persona y crear distancia. Y para huir de éstas debemos reforzar los tres hábitos de las relaciones sanas: compartir los sentimientos, revelar los deseos y comentar los disgustos.

Sé autocrítico

Para superar la transición del amor romántico al amor consumado debemos centrarnos en nuestros fallos, no en los de nuestra pareja, que no vamos a poder controlar. Esto, claro está, requiere un importante trabajo de autocrítica.

“Puedes culpar a tu pareja por ser incapaz de resolver todos vuestros problemas y refugiarte en la ira y el resentimiento”, explica Bradshaw. “O puedes reconocer que si quieres escapar del círculo vicioso de discusiones y tensión debes empezar por cambiar tu propio comportamiento”.

Aprende a discutir

En esta fase de la pareja es imposible no tener ciertas discusiones que antes no eran habituales. Y el secreto para salir bien parado no consiste en obviar éstas, sino en enfrentarlas de una manera constructiva.

Algo tan sencillo como dormir abrazados puede hacer que recuperes parte de la pasión perdida

Como explica el psicólogo, muchas parejas entran en una dinámica en la que discuten por auténticas chorradas que acaban por enfrentarles de verdad, creando malentendidos tóxicos. La única forma de evitar esto pasa por aprender a discutir. “No hay nada malo en tener diferentes puntos de vista, pero no olvides escuchar lo que la otra persona tiene que decir y nunca retengas rencores”, explica Bradshaw. “Entiende las discusiones como una forma de mostrar a tu pareja como te sientes”.

Recuerda cómo empezó todo

r ecuerda cómo empezó todo:  El fin de la pasión desenfrenada con que comienza toda relación puede ser traumático, pero es también perfectamente normal. ¿Acaso vas a estar toda la vida   enamorado?  ¿Aguantarías toda la vida en ese estado de absoluta enajenación?

Dicho esto, hay ciertos comportamientos del amor romántico que deben mantenerse en la siguiente fase, y para ello merece la pena echar la vista atrás y pensar qué tipo de cosas hacías en los primeros meses de la relación. Algo tan sencillo como dormir abrazados puede hacer que recuperes parte de la pasión perdida.

Lo importante, cuenta el psicólogo, es hacer saber a tu pareja que la sigues queriendo. La indiferencia puede acabar con cualquier relación.

No pongas a tus hijos por delante

No pongas a tus hijos por delante

Bradshaw lo tiene claro: “Es un error poner a los niños por delante del matrimonio”. Es común en las parejas que tienen hijos que los padres se vuelquen en ellos y descuiden su amor, lo que al final no es bueno para nadie. Es necesario, explica, mantener una vida íntima alejada de los hijos que, por otro lado, es la que va a continuar cuando estos se hagan mayores. Si no lo hacemos, es muy probable que nuestro matrimonio acabe en divorcio más pronto que tarde.

“Debería ser sagrado que los padres tengan una noche libre todas la semanas, tan pronto como sea posible”, asegura el psicólogo. “Su relación es el componente más importante de la familia”.

No descuides el sexo


El fin del amor romántico suele implicar una frecuencia menor en las relaciones sexuales, pero en ningún caso debemos aceptar que estas han terminado para siempre. Una pareja que no hace el amor está acabada, por lo que es decisivo que sepamos trabajar para que el sexo no desaparezca.

“Si no haces el amor con tu pareja es crucial que hables de ello, explicándole en detalle que es lo que realmente te excita”, explica Bradshaw. “Por muy extraños que parezcan algunos deseos, todos tenemos formas distintas de entrar en materia”. Lo que debemos tener claro es que nuestra pareja no puede leernos la mente, y si la cosa ya no funciona es trabajo de ambos reactivar la pasión, explicando con sinceridad qué nos gusta y qué no.





Si no hablas de ello”, concluye el psicólogo, “la parte de la pareja con mayor libido tenderá a quejarse, regañar y criticar. Eso sólo hará que la otra parte se aleje, creando un círculo vicioso”.

¿Cómo podemos solucionar esta situación? Lo importante, explica Bradshaw, es trabajar por recuperar la intimidad perdida, y esto no empieza por el sexo, sino por las caricias, los abrazos y, en general, el cariño: “Eventualmente, la persona con menor deseo puede aceptar tener sexo de nuevo, y probablemente le gustará. Hacer el amor refuerza el vínculo amoroso, debido a dos importantes componentes químicos que se liberan en el acto sexual”. Y esto crea un círculo virtuoso que puede hacer que la relación recupere el pulso.

   ==============0ooooo================

8 Errores que cometemos en las relaciones desde el punto de vista de la neurociencia

por  A.Carlos González

En estos momentos, las personas que inicien una relación,   deben estar concienciados de que es probable que la relación no dure demasiado . Las altas tasas de divorcios hablan por sí solas, y en el futuro, todo indica que las cifras irán a peor, pues es una tendencia claramente alcista. Pero hay algo de lo que probablemente no nos podamos librar:   el sufrimiento de ver cómo una relación que comenzamos con ilusión, acaba.

El por qué ocurre ésto es lo de menos, y finalmente sólo nos queda centrarnos en ciertos errores muy comunes que solemos cometer en las relaciones,
  desde el punto de vista de la psicología y la neurociencia , donde vamos a hacer uso de las investigaciones de tres psicólogos y autores especializados en las relaciones.
 

1. No se acaba la magia. A menudo, se descubre el truco.

Cuando conocemos a una persona, nuestro cerebro experimenta todo un torrente de endorfinas  y  dopamina a unos niveles sorprendentes. Eso hace que en ese momento no veamos a la persona tal y como es, sino como queremos pensar que es.

Ese es el motivo por el que acaban sacándonos de quicio algunas cosas que antes nos encantaba de esa persona. Lo que antes llamábamos particularidades especiales de esa persona, ahora lo llamamos manías y defectos. Pensamos que esa persona ha cambiado, pero lo único que ha cambiado es nuestra nueva percepción sobre un comportamiento que antes nos encantó.

Claro que también es cierto que otras personas son artistas del engaño a la hora de esconder grandes defectos con el fin de gustar a la otra persona. Pero constantemente, las personas nos dicen cómo son si estamos atentas. Hay que aprender a leer a las personas, y en ocasiones, la mejor lectura de una persona, no se encuentra en interpretar lo que te está diciendo, sino en escuchar todo aquello que no te está diciendo.

2. Tu pareja no te elige a ti. En último término, tú eliges a tu pareja.

Si le preguntamos a una chica qué tipo de hombre busca, supongo que nos diría algo así como: "que sea romántico, divertido, que me haga reír, que me quiera mucho, que tenga detalles, y que sea fiel".

Muchas mujeres estarán de acuerdo en que es muy difícil encontrar a un hombre así. Pero curiosamente, así son la mayoría de los hombres. Lo que ocurre es que no siempre una persona busca lo que dice estar buscando. Y a veces, ni ella misma lo sabe.

Una mujer puede llegar a sentirse atraída por un hombre que es celoso, e incluso puede sentirse atraída por el hecho de que ese hombre llegue a las manos con otro por haber mirado a su pareja. Si dentro de un tiempo, ese hombre golpea a esa mujer, no debería cogerle por sorpresa a esa mujer.

A menudo, la violencia machista tiene un factor común: la ejerce un hombre violento. Por lo tanto, si te atrae una persona violenta, probablemente sea cuestión de tiempo que esa violencia sea descargada hacia ti.

Si conoces a una persona que sin ser modelo profesional, diariamente cuelga selfies enseñando sus abdominales frente al espejo (en el caso de él) o ligerita de ropa en el cuarto de baño mostrando pechos y glúteos (en el caso de ella), no esperéis altas dosis de intelecto en esa persona, ni esperéis que esa persona sea muy segura de sí misma (con todo lo que eso traerá después).

Recuerda que, normalmente,
 encuentras exactamente a aquella persona que estabas buscando .

Dicho de otra forma, si te gustan los hombres con una nariz postiza de color rojo y que trabaje en un circo, no deberías sorprenderte de que acabes con un payaso.

3. Malas elecciones.

A menudo, la relación está rota desde el principio al haber elegido incorrectamente desde el inicio. No puede llegar a buen puerto un barco que partió en malas condiciones.

El psicólogo
  Walter Riso , autor de "Manual para no morir de amor: Diez principios de supervivencia afectiva", explica cuáles son los 3 pilares básicos de una relación. Si en la relación se carece de alguno de estos pilares, la relación está condenada al fracaso, y nosotros al sufrimiento.  

Para Riso, en toda relación deben existir el Eros, la Philia y la Agape:

  • El Eros es la sexualidad, y el sexo en pareja es un pilar básico.
  • La Philia es la amistad, y es que si una pareja no son amigos, la relación está incompleta.
  • La Agape es la preocupación del uno por el otro y las ganas de hacer sentir bien a la otra persona, es decir, centrarse en la felicidad de la otra persona más allá de nuestra propia felicidad. 

Dicho de otra forma,   tu pareja debe ser tu amante, tu amada y tu amiga

No se concibe una relación  fructífera  a  largo plazo si falta uno de estos soportes.  

4. Los polos opuestos se atraen, pero sólo para pasar un rato juntos.  

Se suele decir que los polos opuestos se atraen, pero en este caso sólo habla el Eros (la sexualidad). Y es que para acostarte con una persona sólo necesitas que esa persona te atraiga.  

El psicólogo   John Gottman , autor de "Qué hace que el amor perdure",  lo tiene claro en este sentido: "Las parejas que son muy parecidas entre sí, duran más que aquellas que no comparten similitudes". Pero Gottman se refiere a similitudes en los valores fundamentales, así como en el tipo de creencias.  

Y es que un ladrón casado con una policía es una pareja feliz que únicamente funciona en las películas de Hollywood. Por otra parte, diferencias extremas en la cultura de ambos, en las creencias religiosas e incluso en el color político, pueden provocar grandes conflictos en la pareja.  

Por lo tanto, los polos opuestos pueden entenderse muy bien en la cama, pero rara vez acabarán bien como pareja, pues según las diferencias de las que estemos hablando, esa atracción podría ser tan peligrosa como un choque de trenes.

5. El amor no puede con todo ni mueve montañas.   

A menudo, la montaña acaba aplastándote. Algunas veces, la situación de ambas personas es muy complicada, y algunas personas deciden creer que el amor podrá con la situación, pero en un alto porcentaje de los casos, descubrirán que el amor no puede con todo.  

Aaron T. Beck    habla  de  ello en "Con el amor no  basta". De hecho, el amor no es suficiente cuando la situación no es la adecuada o hay una enorme diferencia en la cultura y creencias.  

Y es que la romántica historia de Romeo y Julieta, en realidad, no se creó para hablar de lo bello del amor, sino para hablar de las cosas tan estúpidas que dos personas pueden hacer cuando se enamoran de la persona adecuada en las circunstancias inadecuadas. Y es que, como se suele decir a modo de chiste, "un romance de 3 días con los protagonistas haciendo suicidio colectivo, no es muy romántico que digamos".  

6. El síndrome del borracho en la pareja.  

A menudo, pasado el tiempo, la pareja podría comenzar a centrarse únicamente en lo negativo de las situaciones o las actuaciones de su pareja.  

En el libro "Con el amor no basta", Aaron T. Beck   explica cómo las parejas interpretan de forma negativa ciertos comportamientos de su cónyuge, dando lugar a un círculo destructivo.  

Podría haber millones de razones por las que una persona puede hacer lo que hace, y no, no sabemos la respuesta. Pero creemos que la sabemos, y casi nunca es una interpretación positiva ante un comportamiento que no nos sienta demasiado bien.  

Se  le  llama   el síndrome del borracho , debido a que un estudio halló que los borrachos suelen meterse en más peleas, gracias a que el alcohol aumenta la creencia de que otros han hecho algo  con la intención de joderte.  

Es decir, un borracho ve a dos personas riendo al otro lado del bar, y cree que te estás riendo de él, así como si alguien tropieza con él, el borracho puede pensar que no ha sido un accidente, sino algo intencionado y una falta de respeto.  

Y este síndrome se suele dar en muchas relaciones, donde nos comportamos como esos borrachos, suponiendo que algunos errores o fallos inofensivos de tu pareja son señales de que esa persona actúa así porque no te ama.  

Cuando las personas piensan negativamente y asumen siempre lo peor, pueden entrar en algo similar a la depresión clínica, pero en pareja. Es decir, la relación puede entrar en un tipo de depresión donde cualquier cosa de nuestro cónyuge, la miraremos desde un estado similar al de un trastorno psicológico.  

Según  Gottman,   la relación durará el mismo tiempo que tarde la pareja en pasar de enfocarse en lo positivo a enfocarse en todo lo negativo de la relación . Y no quiere decir que la relación acabe ahí, pues existe lo que él llama una pareja zombie, que sería un romance muerto entre dos personas que aún se soportan o, debido también a que la Philia hace que no se atrevan a dar el paso de dejar la relación.

7. A veces, las cosas sólo significan lo que significan.

A menudo, en las parejas tendemos a interpretar ciertos hechos que no necesitan interpretación. Por ejemplo, el hecho de que tu pareja llegue tarde, por regla general, únicamente significa que ha llegado tarde, y no que "ha llegado tarde porque no me quiere y le importa una mierda lo que yo quiero".

Y más si la puntualidad nunca ha sido una de sus virtudes, lo cual ya deberías saber.

A veces no cambia el comportamiento de la persona, sino la situación de la persona que la obliga a cambiar el comportamiento, como haber cambiado de trabajo, debiendo trabajar más horas, tener más cansancio mental acumulado, o cientos de factores. En otras ocasiones, sencillamente podría estar agotado, y no por ello significa que esa persona ya no sienta lo mismo por ti.


8. Comunicación.

En último lugar, y no por ello menos importante, la falta de comunicación quizás sea el mayor aniquilador de relaciones que existe. Del mismo modo, una comunicación temprana y sin miedo, podría evitar que dos personas comiencen una relación que nunca deberían comenzar.

Escuchar y escuchar a la otra persona... escuchar sus inquietudes y sus necesidades, no sólo es útil para las ventas. Es esencial en una relación, pues en ocasiones, una persona podría tener unas expectativas que rara vez vamos a ser capaces de cumplir.

Por ejemplo, imagina que tu pareja quiere tener 5 hijos (y no es negociable) y a ti no te gustan los niños (estarías dispuesto a tener uno). Y no menos importante, es necesario tener ciertas conversaciones acerca de las prioridades de esa persona. pero sobre todo, se trata de comunicarse para entender las necesidades de tu pareja y que ella entienda las tuyas.

Sólo de esa forma podemos saber si cumplirá/cumpliremos con sus/nuestras expectativas.

Y recuerda: Las personas no cambian. Uno de los errores más graves que una pareja puede cometer es pensar que una persona que no ha cambiado ciertas cosas molestas en los 5 años de relación, cambiará una vez que se case. Y más si se trata de valores.

================&&&&&====================

Cómo vivir la vida

por  Enrique Rojas

el autor repasa las distintas fases de la existencia y los retos a los que se enfrenta la persona en cada una de ellas

LA VIDA es la gran maestra, enseña más que muchos libros. Píndaro decía: «Atrévete a ser tú mismo». Vivimos tiempos de extravío. Veo mucha gente perdida en lo fundamental, desorientada, flotando sin saber bien hacia dónde dirigirse. El mundo está terrible como siempre y apasionante como nunca. Ardiendo y fascinante. La coreografía se mueve en el escenario de la Historia actual como una amalgama de hechos e intenciones, luces y sombras en donde se mezcla lo bello y lo que repudia, hay admiración y desdén. Como en la fábula de Iriarte nos preguntamos: «¿Son galgos o son podencos?». En el parque jurásico de la vida moderna encontramos de todo. Entramos en el polígono industrial de un mundo que ha cambiado más en 20 años que en un siglo. En la sociedad de la información, donde cada vez tenemos mas noticias pero menos gente con formación, que es criterio, saber a qué atenerse e interpretar bien la realidad en su complejidad y en sus conexiones. Voy a desmenuzar cada una de las distintas etapas de la vida –infancia, pubertad, adolescencia, primera juventud, madurez y tercera edad– dando unas pinceladas sobre lo más interesante que circula por ellas.

La infancia es un periodo decisivo donde se lleva la palma la relación madre-hijo. El niño va descubriendo la vida de forma gradual y progresiva. La primera exploración que hace el niño es a través de la boca: ésta se convierte en el primer elemento para contactar con la realidad. Las mucosas bucales van a ser la primeras en explorar la realidad que está fuera de él. Con seis, siete u ocho meses el niño ya gatea y enseguida empieza a andar. Son los primeros atisbos de libertad. Cuando el niño tiene año y medio maneja 40, 50 o 60 palabras, con tres años 1.000 palabras. En ese espacio de tiempo se ha producido un aumento exponencial del lenguaje. Nombrar las cosas es apoderarse de ellas. El lenguaje es anterior a la gramática.

El progreso del niño se hace de forma secuencial, pero es impresionante y se suceden distintos momentos en él: la edad del sueño; la edad del juego, que se acompaña de la sociabilidad: el niño empieza a relacionarse con otros… y aparece la fase personalista (yo, mi, mío…) , la edad de la obstinación (el niño quiere hacer su voluntad y que los más cercanos se inclinen en esa dirección), viene después la entrada en el jardín de infancia y en la escuela, que es decisivo. Entre los seis, siete u ocho años viene la comprensión analítica y el pensamiento conceptual. Pero tengo que decir que casi todo está en la infancia. Esto quiere decir que si un niño ha crecido en un ambiente afectivo y educativo adecuado, va a salir de ella fortalecido. Viene la edad de las preguntas (¿eso qué es?, ¿para qué sirve?). El niño se vuelve una especie de filósofo incipiente. La fase escolar se extiende desde los seis a los diez o doce años. Asiste a importantes cambios físicos y psicológicos. La imaginación y la fantasía asoman en primer plano de su conducta. Y la visión de perfiles borrosos que tenía hasta ese momento se va haciendo mas nítida y mejor dibujada. Su visión de la realidad va a ser cada vez más objetiva. Es fundamental la colaboración entre escuela y familia. Una buena educación familiar debe descansar sobre esta tetralogía: 1. Presencia simultánea del padre y de la madre. 2. Comunicación afectiva centrada en sentimientos positivos de amor y ternura. 3. Transmisión de valores vividos por los padres: uno es lo que hace, no lo que dice. 4. Tener una disponibilidad socioeconómica suficiente.

La pubertad se extiende en las chicas de los 10 años a los 14 y en los chicos de los 12 a los 17. Va desde las primeras manifestaciones de la maduración biológica o corporal hasta el final de la misma. Y aparece la capacidad de generación: la primera menstruación en las chicas y la primera eyaculación en los chicos. Es la denominada edad del pavo. La pubertad es la antesala de la adolescencia.

La adolescencia es el periodo de la formación de la personalidad. Es complicado señalar el límite cronológico de la adolescencia con la primera juventud. Su contorno es borroso, desdibujado, etéreo, de perfiles imprecisos, zigzagueantes y desiguales, y se ponen de pie las cuatro piezas de la maduración: física, psicológica, social y cultural. La madurez física es un proceso natural. Que va en la chicas de los 15 a los 20 y en los chicos de los 17 a los 23, aproximadamente. Hoy se ha alargado la adolescencia en los chicos por motivos de índole muy diversa… y uno se encuentra con chicos de 23 o 24 años que son auténticos adolescentes.

La madurez psicológica hace referencia a la madurez de los sentimientos, a la intelectual, a la de la voluntad y a la de la vocación profesional. La madurez afectiva es una dimensión clave y consiste en descubrir los sentimientos y emociones y saber gestionarlos de forma correcta, incluyendo a la sexualidad dentro de ese perímetro. La madurez intelectual debe apuntar a que el joven aprenda a utilizar los instrumentos de la razón. El orden es uno de los mejores amigos de la inteligencia. Aprender a pensar, desarrollar espíritu crítico positivo, dar argumentos y descubrir el sentido de la vida. La madurez de la voluntad es decisiva, ya que ella es la joya de la corona de la ingeniería de la conducta. Tener voluntad es ser capaz de diseñar objetivos concretos, bien delimitados y poner todo el esfuerzo posible para irlos alcanzando. La vocación profesional consiste en ir descubriendo las preferencias personales y qué quiere cada uno ir haciendo con su vida en relación con el trabajo. Aquí debemos destacar dos tipos: los que tiene una vocación definida y saben lo que quieren y aquellos otros que no tienen claro qué quieren hacer con su vida y necesitan de consejeros operativos. Y finalmente dentro de la madurez psicológica un apunte sobre la madurez de la personalidad. Este apartado es decisivo y aquí debo subrayar la enorme importancia de tener modelos de identidad sanos, atractivos, sugerentes, que nos arrastran a seguir en esa dirección.

La madurez social significa la capacidad para tener un buen nivel de contacto interpersonal: adquirir habilidades sociales, tener recursos para la comunicación, conocer las reglas del juego social, evitar el miedo al qué dirán, luchar por ir metiendo en el comportamiento personal la naturalidad, no buscar la aprobación de los demás, evitar el victimismo, saber pedir consejo, seleccionar bien a los amigos.

Cuando eres joven estás lleno de posibilidades, cuando eres mayor estás lleno de realidades. Son dos notas claves de la biografía, posibilidades frente a realidades. El adolescente no está hecho para el placer, sino para el heroísmo y van apareciendo de una forma sigilosa pero rotunda los cuatro grandes argumentos de la vida, abriéndose paso entre masas de pensamientos: amor, trabajo, cultura y amistad. Y cada uno enseña el paisaje que se esconde en su interior.

EL AMOR es la poesía de los sentidos, la inteligencia es la nitidez de la razón. Ahí entra la importancia de la educación. Educar es introducir en la realidad con amor y conocimiento. Educar es enseñar a pensar, mientras que la cultura es enseñar a vivir. Educar es convertir a alguien en persona. Educar es seducir con los valores que no pasan de moda. Aquí entra la importancia de los padres. Un buen padre vale más que cien maestros. Una buena madre es la mejor universidad doméstica. Porque quien sabe querer sabe exigir.

La primera juventud va desde los 25 años a los 35, o mejor decir a los treinta y tantos largos. Aquí se consolidan los grandes argumentos del proyecto de vida antes mencionados. El trabajo profesional y la vida afectiva llevan la batuta. La juventud no depende de los años, sino de la ilusiones por cumplir y ya se juntan la cultura y la amistad. La cultura es libertad, el privilegio del conocimiento vivido. La cultura es lo que queda después de olvidar lo aprendido, es la memoria del tiempo. Hay que pasar de la cultura del éxito (que es un gran error) a la cultura del esfuerzo (que es la más acertada y descansa sobre el orden, la constancia y la voluntad).

La madurez sucede de los 40 años en adelante. Ya hay balance existencial: haber y debe. Y cada segmento de nuestra travesía echa una mirada hacia atrás sobre cómo han ido las cosas. Hacemos cuentas con nosotros mismos. Salen a la palestra los grandes asuntos de la vida que son analizados aunque nos resistamos porque están ahí. La madurez es serenidad y benevolencia. En esa época de la vida hacemos inevitablemente balance existencial: haber y debe; y cada segmento de nuestra travesía rinde cuenta de su viaje. Surgen los grandes asuntos de la vida y les pasamos revista. Muchas veces las cuentas no salen. Es fundamental reconciliarnos con nosotros mismos y tener la nitidez de saber que la vida no va bien sin buenas dosis de olvido. Cada uno necesita reconciliarse con su pasado.

La tercera edad tiene igualmente una cronología compleja ya que la expectativa de vida ha crecido en Occidente de forma extraordinaria. Pero lo que es indudable es la disminución de las capacidades físicas, psicológicas y sociales que dan lugar a un gran cambio en la persona. Lo que sí me gustaría dejar claro es que uno se hace viejo cuando sustituye sus ilusiones por sus recuerdos. O dicho de otra manera, cuando uno empieza a mirar más hacia atrás que hacia delante. Y aquí es bueno evitar tres males: la excesiva soledad, la inactividad y la rutina. Hay que preparar bien la jubilación para que no sea algo brusco, ni un giro de 180 grados. Y afrontar la muerte con visión sobrenatural, es decir, tener claro que el animal termina, pero el hombre no muere.

Si los años arrugan la piel, carecer de ilusiones arruga el alma. Decía Cervantes «la felicidad no está en la posada, sino en medio del camino». Ser feliz es poseer lo que uno desea. Y lo mejor es no desear demasiadas cosas y no equivocarse en las expectativas.

Enrique Rojas es catedrático de Psiquiatría y autor del libro Vive tu vida. (Ed. Temas de Hoy).


PARA SER UN BUEN AMANTE

Cada cuerpo y cada forma de entender el placer sexual son diferentes. 

Pero hay algo en común que lo hace muy importante: el sexo hecho con autenticidad y honestidad.

No se trata de forzar movimientos como se ven en las películas porno o como se lee en Internet, 

debemos responder a lo que realmente nos gusta, nos atrae y nos pide el cuerpo. 

Un buen amante siempre disfruta de lo que está haciendo, sin complejos y sin tabúes.

buenaamantefinal3-2vmibvdw4ewynx3hsu00e8

“Los prejuicios, las enseñanzas y la educación recibida, o la falta de ella, 

en cuanto a sexo se refiere, influyen mucho  en el comportamiento y 

desempeño de la persona frente a las relaciones sexuales. Muchas

 veces se intenta no 

demostrar que uno está disfrutando del sexo y se trata de minimizar 

esas sensaciones de excitación. Y en otros casos,  se tiende a fingir 

placer con el fin de dejar más tranquila a la pareja”, destaca

 Fernando Salas, cirujano especialista   en sexualidad masculina y

 andrología.

El Kama Sutra es un muy conocido texto hindú sobre el comportamiento

 sexual humano, con un extenso capítulo  sobre posturas, está enfocado a 

la penetración y reduce en parte   las posibilidades que se pueden hacer por 

el cuerpo”, opina el sexólogo Pedro Lucas. De opinión similar es Ponte: 

“Su autor, Vatsyayana, creía que el sexo

 era una forma de ‘unión con Dios’ e invitaba a hacer un sexo consciente. 

Las personas lo relacionan más 

bien con las posturas sexuales y estas son solo una parte. La inteligencia sexual se 

adquiere con la práctica,  el conocimiento del cuerpo, la comunicación íntima, 

la autoexploración, la curiosidad por uno y los otros. 

Si nos liberamos de la represión y permitimos nuestra expresión más genuina y

auténtica ante nuestros deseos  y fantasías podemos valorarnos y entender 

el respeto a los deseos del amante”.

Estas son algunas sugerencias y tips que te pueden ayudar a mejorar como 

amante o pareja sexual:

Si estás cansado de lo mismo de siempre, propón a tu pareja algo diferente.

Si la comunicación física no fluye, habla.

Una duda puede convertirse en una iniciativa para disfrutar más.

No tengas miedo a estropear una relación por intentar algo nuevo.

Vivir la sexualidad sin tabúes es una garantía de que va a salir bien.

Tener buena disposición y sentido del humor siempre ayuda.

Confía en tu percepción e intuición.

Cada persona y experiencia puede ser única. Disfrútala.

Lo que es perfecto para una relación, puede ser totalmente inoperante para otra.

Lo espectacular para una persona puede ser insulso e incoloro para otra.

Las personas que no son curiosas entre las sabanas, generalmente no dan la talla.

El sexo no tiene límites y se puede explorar todo.


15 Razones por las que los Capricornio son simplemente los mejores

Si algo podría decir acerca de los Capricornio es que son realmente los mejores. 

También puede ser porque  yo lo sea, pero no, los   Capricornio son   personas   inteligentes,

 humildes, siempre ayudando a la persona que  tienen al lado. Son personas   con una gran 

dedicación a su trabajo y luchan por lo que quieren.

Aquí os dejo las 15 razones por las cuales los Capricornios son de lo mejor 

( salvo excepciones, que siempre hay ...)

1 Se preocupan por complacer a sus seres queridos 

Son personas a las cuales les agrada el ver que sus familiares y amigos están felices. Ellos harán lo posible 

para poder sacarte una sonrisa de la cara. Se preocupan mucho por sus seres queridos y por ello los 

tratan tan bien. Si algún familiar tuyo es Capricornio seguro que te tratará perfectamente.

2 Son muy puntuales

Jamás llegarán tarde a una cita porque para ellos es una de las cosas más importantes, ya que es una falta de 

respeto no estar a la hora que se ha acordado con otras personas. Por eso mismo tampoco te dejarán plan-

tado cuando quedéis con un Capricornio.

3 Atraen la buena suerte y el éxito

Los Capricornios son conocidos por sus grandes éxitos y de la buena

suerte que tienen, pero también les  afecta a la gente cercana a ellos. 

Procura estar cerca de un  Capricornio  para   que así te de ese pequeño  empujón que por 

muy pequeño que parezca te ayuda a seguir.

4 Se toman demasiado en serio su trabajo

5 Siempre estará ahí cuando le necesites

Puede estar bajo de ánimo, pero si tu necesitas de su ayuda o consuelo él estará contigo para lo que

 haga falta y sin tardar ni un solo segundo. 

Dejará todo lo que tiene que hacer para ver como estás y saber de ti...

http://www.paraloscuriosos.com/a2526/15-razones-por-las-que-los-capricornio-son-simplemente-los-mejores?page=15&utm_source=FBkoziorozecTheBest&utm_medium=FBparalos&utm_campaign=FBkoziorozecTheBest

 &&&&&&&&&&&&&&&&&======&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Bachrach: "El cerebro en estado de enamoramiento

es parecido al que está bajo los efectos de la cocaína"

Es doctor en Biología Molecular y explica el funcionamiento

de la mente para potenciar la creatividad; habla de las 

diferencias entre los cerebros del hombre y la mujer: 


El Dr Estanislao Bachrach conoce como pocos cómo funciona el cerebro y sabe las mil y un formas para ser más creativos. Este científico, que fue durante cinco años docente e investigador en la Universidad de Harvard, es un convencido de que tener buenas ideas puede hacer feliz a una persona y terminar con la monotonía de una vida rutinaria.

Acaba de editar Agil mente (Ed.Sudamericana), uno de los libros más vendidos de las últimas semanas, que desarrolla estas ideas y hasta propone ejercicios para despertar el cerebro.

 "El 95% de nuestros pensamientos de hoy son iguales a los de ayer y a los de mañana. Cuando uno empieza a pensar distinto y a tener nuevos pensamientos, lo que hace es empezar a conocerse más", dice. Pero aclara que esto no sucede por obra y gracia de Dios. "Hay que trabajar, ejercitar como si el cerebro fuera un músculo".

Este académico mediático -se lo puede escuchar en su columna en el programa Perros de la calle, en Radio Metro- se refiere a la importancia de las emociones en el proceso creativo. "Desarrollar una relación más consciente con ellas nos permite conocernos más. Y las personas creativas son las que más autoconocimiento tienen", dice. Al referirse al amor lanza algunas frases que impactan y que, como dice en el libro, pueden sonar "poco románticas". Siempre desde el punto de vista de lo fisiológico, grafica: "Cuando el cerebro está enamorado tiene ciertas similitudes a cuando está mentalmente enfermo o bajo los efectos de la cocaína".

-¿Cómo se nos ocurren las ideas? -Más allá de que creamos o no en Dios, es bueno estar convencido de que las ideas que se nos ocurren vienen de algún lado del cerebro. No es que Dios nos pone buenas ideas. La teoría más importante que tuvo el Premio Nobel 2001, Erik Kandel, sobre cómo se nos ocurren las ideas se llama la teoría de la memoria inteligente. Esa teoría dice que las ideas que nosotros tenemos son simplemente la combinación de historias y conocimientos que tenemos ya guardados. Se combinan al azar y aparece una nueva idea. Eso ocurre fundamentalmente en el inconsciente, que es el 80% de nuestro cerebro, y cuanto más tranquilos, más relajados, cuanto más disfrutemos el momento más ideas se nos ocurren.

-¿Por esto sostiene que en el trabajo es en el lugar donde menos ideas nuevas tenemos? -Totalmente, está comprobado hasta eléctricamente. En el cerebro tenemos distintas formas de electricidad y en el momento en que hay más ideas es cuando hay ondas alfa, que son las de relajación. Cuando estamos acá conversando estamos en beta, es estar atento a lo que uno dice, etc. Es muy difícil que se te ocurran ideas mientras estamos hablando. Las ideas aparecerán después, en estado más relajado.

¿Las empresas entienden este proceso? -Algunas sí y lo aplican desde hace años. Mi trabajo en la Argentina es mostrarles con hechos a empresas que todavía no lo entienden, no les parece importante, que realmente es una diferencia grande. Primero, para el empleado: que le den un lugar, que confíen en el. No hay en las empresas mucho espacio para eso. Después, aparece algo que es un arma de doble filo. La empresa abre ese espacio, logra buenas ideas de los empleados y después no hace nada al respecto. Eso es aún más peligroso porque luego el empleado se frustra.

-¿Por qué nos hace sentir bien ser creativos? -Hace bien en varias cosas. Principalmente, ese golpe de energía que uno siente cuando quiere hacer algo nuevo, porque genera mucho placer descubrir cosas por uno mismo. Cuando uno ve que no descubre nada, que sus días son monótonos, que siempre hace lo mismo hay menos placer en su día. El placer es la química que nos permite decir: 'me siento bien'. Es encontrar soluciones a los desafíos. Por otro lado, creativo es pensar cosas que nunca pensaste. En general, pensamos todos los días lo mismo. El 95% de nuestros pensamientos de hoy son iguales a los de ayer y a los de mañana. Y eso no está mal y ocurre porque el cerebro es muy eficiente entonces dice: 'para qué me voy a poner a pensar algo distinto si ya lo sé, ya lo conozco, ya lo viví y lo entiendo'. El tema es cuando uno empieza a pensar distinto y a tener nuevos pensamientos, es lo que hace que sin querer queriendo uno empiece a conocerse más. Razona: 'Porque yo siempre pensé así, pero ahora me conviene hacerlo de otra forma'; o 'yo siempre enfrenté a mi jefe de una forma, pero lo mejor es esta otra', y así.

 ¿Uno puede ser más creativo en un área que en otra? -Cuando uno es creativo lo es en donde sea, porque la creatividad es como un músculo, está ahí quieto porque a partir de primer grado se aquieta. Lo que la ciencia dice es que está en todos. Este libro es como ir al gimnasio para trabajar eso que es como un músculo. Ahora, si te encanta el tenis, o los negocios, o el periodismo la creatividad va a estar aplicada a eso que vos disfrutás.

-¿Por qué está bueno pensar un poco como un niño para ser más creativo? -Porque el niño tiene la creatividad y la lógica como lo mismo. Nosotros respondemos lógicamente, porque es lo que nos enseñaron y porque son las neuronas que están encendidas todo el tiempo. La capacidad lógica es sencilla. El niño es curioso y no le importa si va a ser juzgado o no (hasta una cierta edad, cuando entra a la escuela empieza a cambiar) entonces, muchas de las grandes capacitaciones en las compañías apuntan a que los empleados se pongan en ese modo niño, donde uno es curioso, se preguntas las cosas como si fuera la primera vez.

-¿La escuela en ese sentido hace daño? -Hace lo que puede. La currícula del mundo occidental es muy parecida a la de la era industrial, la escuela sigue fortaleciendo más el lado de la razón, de la lógica que el lado intuitivo, empático, creativo. Esto ya empieza a cambiar, por ahora siento que desde maestros puntuales que se dan cuenta de lo que el niño necesita.

-¿Cuáles son los tres cerebros que tenemos? ¿Por qué, tres? -Es muy fácil: según la teoría de la evolución primero están los reptiles, mucho tiempo después se convierten en aves o mamíferos, que terminan en el hombre. A medida que evolucionan los animales los cerebros van evolucionando también: el de reptil no es que desaparece y aparece uno nuevo, sino que ese se vuelve más grande, con más neuronas y así hasta el mono y luego el homo sapiens. Entonces, nosotros seguimos teniendo el cerebro de reptil adentro. Tenemos un cerebro muy antiguo, de 500 millones de años, que es el reptiliano, que se ocupa de las funciones de nuestro instinto: que lata el corazón, que los órganos tengan movimientos involuntarios, que respiremos, etc. El cerebro un poco más arriba es el límbico o mamífero, que tiene 200 millones de años, y está relacionado con las emociones, es el que toma decisiones. Arriba viene el córtex, que es el cerebro que nos hace humanos, tiene que ver con la razón, el lenguaje, la lógica. Pero es un cerebro que no toma muchas decisiones porque tiene capacidad de decidir cuando tiene tiempo, cuando puede comparar, pero en el día a día uno toma un montón de decisiones y no se las pone a pensar demasiado, lo hace. Eso es emocional porque en neurociencia hablamos de emociones cuando son inconscientes, cuando no te das cuenta que estás tomando ciertas decisiones.

Ellas, más intuitivas y comunicativas

¿Cuáles son las diferencias cerebrales entre el hombre y la mujer?  -Vienen dadas por la evolución del hombre. Al principio, cuando el hombre se hizo hombre, que fue cuando apareció el córtex, había dos grandes tareas en el día a día. Para el hombre, cazar y volver. El no necesitaba comunicar mucho, ni ser empático, ni entender al otro. Trataba de cazar y de huir ante amenazas. La mujer, que se quedaba en el refugio con sus hijos y con otras mujeres que esperaban a sus hombres, tenía actividades mucho más complejas. Primero, entender a sus hijos: por qué llora, si tiene hambre, dolor. No había lenguaje. La mujer que mejor desarrollaba la empatía era la que más hijos podía dejar de descendencia. Después está el famoso multitasking de las mujeres. Ellas además de cuidar a sus hijos tenían que cuidar si venía un leopardo, tenían que recolectar frutos, darse cuenta de si eran venenosos o no, se cuidaban entre ellas, tenían que detectar si una mujer estaba mintiendo, etc. Entonces, tenían más tareas que el hombre.

http://www.lanacion.com.ar/1518374-bachrach-el-cerebro-en-estado-de-enamoramiento-es-parecido-al-que-esta-bajo-los-efectos-de-l

&&&&&&&&&oooo&&&&&&&&&&

Las 4 leyes del desapego para la liberación emocional

Es posible que la palabra “desapego” te cause cierta sensación de frialdad e incluso de egoísmo emocional. Nada más lejos de la realidad. La palabra desapego, entendida dentro del contexto del crecimiento personal, supone un gran valor interior que todos deberíamos aprender a desarrollar.

Practicar el desapego no significa en absoluto desprendernos de todo aquello que nos es importante, rompiendo vínculos afectivos o relaciones personales con quienes forman parte de nuestro circulo personal.

Significa básicamente saber amar, apreciar e involucrarnos en las cosas desde un punto de vista más equilibrado y saludable, liberándonos a su vez de esos excesos que nos ponen cadenas y que nos amarran. Que nos cortan las alas.

La liberación emocional es darnos la opción de vivir con más honestidad  de acuerdo a nuestras necesidades, ofreciéndonos a su vez la opción a crecer, de avanzar con conocimiento de causa. Sin dañar a nadie, sin que nadie nos ponga tampoco su cerco camuflado con las cadenas del amor pasional, filial o incluso materno.

Aprendamos, pues, a poner en práctica estas sencillas leyes sobre el desapego…

 

Primera ley: eres responsable de ti mismo

Nadie va a retirar cada piedra que te encuentres en tu camino, al igual que nadie va a respirar por ti ni se va a ofrecer como voluntario para cargar tus penas o sentir tus dolores.Tú mismo eres artífice de tu propia existencia y de cada paso que das.

14 preciosas razones para practicar el amor propio

Así pues, la primera ley que debes tener en cuenta para practicar el desapego, es tomar conciencia de que eres pleno responsable de ti mismo.

-No pongas en el bolsillo de los demás tu propia felicidad . No concibas la idea de que para ser feliz en esta vida, es esencial encontrar una pareja que te ame, o tener siempre el reconocimiento de tu familia.

 

Si el barómetro de tu satisfacción y felicidad está en lo que los demás te aportan, no conseguirás más que sufrimiento. ¿La razón? Pocas veces lograrán cubrir todas tus necesidades.

 

-Cultiva tu propia felicidad,  siéntete responsable, maduro, toma conciencia de tus decisiones y de sus consecuencias, elige por ti mismo y no dejes nunca que tu bienestar, dependa siempre de corazones ajenos.

 

Segunda ley: vive el presente, acepta, asume la realidad

En esta vida, nada es eterno, nada permanece, todo fluye  y retoma su camino tejiendo ese orden natural que tanto nos cuesta asumir a veces. Las personas estamos casi siempre centradas en todo aquello que ocurrió en el pasado y que, de algún modo, se convierte ahora en una dura carga que altera nuestro presente.

 

Esas desavenencias familiares, ese trauma, esa pérdida, ese fracaso sentimental o esa frustración no superada. Todo ello son anclas que nos aferran, que ponen cadenas en nuestros pies y anzuelos en nuestra alma.

Es un apego tóxico y poco saludable que nos impide avanzar en libertad y plenitud.

Acepta, asume y aunque te cueste, aprende a perdonar. Te hará sentir más liberado y te ayudará a centrarte en lo que de verdad importa, el “aquí y ahora“, este presente donde tienes tu verdadera oportunidad. ¿A qué esperas?

 

Tercera ley: promueve tu libertad y permite ser libres también a los demás

  Asume que la libertad, es la forma más plena, íntegra y saludable, de disfrutar de la vida, de entenderla en toda su inmensidad.

No obstante, ello no impide que podamos establecer vínculos afectivos con otras personas, porque también ello forma parte de nuestro crecimiento personal. Saber amar y saber recibir amor.

No obstante, el desapego implica que nunca debes hacerte responsable de la vida de los otros, al igual que los demás, no deben tampoco imponerte sus principios, sus ataduras o cadenas personales para aferrarte a ellos. Es aquí donde empieza el auténtico problema y los sufrimientos.

00000============00000

Los hombres que sí aman a las mujeres

“El amor infantil sigue el principio: Amo porque me aman. El amor maduro obedece al principio: Me aman porque amo. El amor inmaduro dice: Te amo porque lo necesito. El amor maduro dice: Te necesito porque te amo”

Erich Fromm

Amar es un arte y como cualquier arte, se practica y se mejora

Existen muchos mitos y etiquetas sobre lo que debe ser  “un auténtico hombre en el imaginario colectivo, sin que estos hayan sido sustituidos o al menos complementados por otros mucho más constructivos.

A veces, se alude a la pasión entre dos amantes como algo irrefrenable, lejano de poder ser controlado por sus protagonistas.Esto en un principio puede ser excitante pero desgraciadamente en la realidad ocurre que los protagonistas pasan a ser verdugos de su propia historia si esta pasión obsesiva se torna tóxica.

Sus pasiones se convierten en cárceles . Muy lejos quedan en este punto las historias fantásticas, novelescas y románticas.

Cuando la pasión pasa a ser un remolino de celos y reproches se deja de lado el romance constructivo y la magia ; abriendo el paso a una existencia desdichada, amarga e improductiva.

 

Pocos nos cuentan las películas hollywoodienses de lo que significa una verdadera convivencia, un verdadero intercambio de existencias.  No por ser íntima e igualitaria, la convivencia deja de ser misteriosa y vivaz para aquellos que tienen el privilegio de compartirla.

No obstante, si muchos anhelan contemplar la altura moral de una historia de amor en versión “real y sin censuras”; la película “Amour” de Michael Haneke puede constituir una visualización genial para comprender lo que es realmente un amor basado en la intimidad y respeto mutuo.  

El irresistible encanto de los hombres que no imponen, solo comparten.

Muy desvalorizados se encuentran los hombres que realmente buscan compartir, conquistar y conocer.

Muy poco reflejo encuentran en  héroes de batallas, en sanguinarios hombres de guerra.Sin embargo, este tipo de actitudes no son recompensadas de forma mitómana, pero si de forma humana.

Puede ser relativamente fácil encontrar un hombre que ansíe convertirse en héroe y conquistador, y pocos los que de verdad persigan convertirse en hombres en su versión más perfecta, lejos de las bestias.

 Agradeciendo el don de la razón humana, buscando mejorar y no dominar. 

 

Los hombres que sí aman a las mujeres…..

Los hombres que sí aman a las   mujeres ….Son siempre correspondidos.   Quizás no encuentren el favor de la reciprocidad en espacio y tiempo, pero su huella siempre se graba a fuego en las mujeres que tienen el placer de conocerlos.


Los   hombres   que sí aman a las mujeres no imponen, no coaccionan . Ni tan siquiera se obsesionan por seducir, sino tanto por el placer de ser seducidos.

No sienten atracción por la reputación de las mujeres   que les acompañan. Suelen prestar más atención por aquellas cualidades que les harán sentir dichosos en cada uno de sus días.

Les importa más la lucha de una mujer por su verdadera   identidad ,   y las consecuencias en forma de virtudes que esta lucha ha dejado en ellas.


         &&&&&&&&&&&&&&&&&&=ooooo=&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&  

Por Qué Nunca Deberíamos Esperar A Nadie

Hay relaciones que parece que siempre vienen y van, que nunca llegan a romperse del todo ni tampoco a ser fuertes totalmente. Todos hemos tenido una pareja con la que el tira y afloja de romper y reconciliarse parecía prácticamente la esencia de esa historia de amor. El problema de esas relaciones es que están basadas muchas veces en la idea de esperar: que el otro cambie, que por fin se arregle un problema actual…

Hay personas que compran todas las semanas la lotería, pero no hacen planes por si les toca, simplemente tienen esa esperanza, esa ilusión. Esta es la diferencia entre tener esperanza y esperar. Cuando esperamos el bus nos quedamos quietos, sin hacer nada más que dejar que llegue para subirnos. La esperanza, en cambio, no nos impide vivir y continuar experimentando. Con el amor es igual, si estamos esperando a alguien dejamos de abrirnos a otras personas nuevas, a más emociones. En cambio, podemos tener la esperanza de que encontraremos a la persona adecuada, o que los problemas en una relación se arreglen sin necesidad de perdernos la vida por esperar algo que, además, es posible que nunca suceda.

“No podemos perdernos la vida por esperar algo que, además, es posible que nunca suceda”

Muchas veces cometemos el error de pensar que ahí fuera hay alguien que cumplirá todos nuestros anhelos y que realmente entenderá todos nuestros miedos, nuestra ilusiones y sueños. Esta forma de pensar nos lleva a estar constantemente con una mosca de duda revoloteando. Estas dudas se acentúan en momentos en que estamos más sensibles, más preocupados. La cuestión es que dudamos, estemos solos o con pareja. Si estamos con pareja, dudamos de si es la persona adecuada, y si estamos solteros, pensamos que quizá acabaremos así, o que a lo mejor deberíamos haber seguido con aquel ex o con esa otra persona.

La duda es normal y necesaria, porque nos hace recordar y reforzar lo que queremos, pero   si dudamos demasiado tiempo, es hora de plantearse qué está pasando : si estamos esperando demasiado que la otra persona cambie y no la aceptamos tal y como es, o si estamos esperando demasiado tener una relación, y no aceptamos que estamos solteros ni podemos disfrutar de ello.   Jamás deberíamos dejar nuestra felicidad en manos de lo que haga otra persona, porque estaremos condenados a esperar en vez de vivir.  

El amor no se puede esperar, solo se encuentra mientras uno vive la vida intensamente.

=====---------------------------------====

RELACION DE PAREJA

Tenían razón,
mis amantes
en eso de que, antes,
el malo era yo,
con una excepción:
esta vez,
yo quería quererla querer
y ella no…

Diecinueve días y quinientas noches le costaba a Sabina aprender a olvidar el amor. Casi 17 años después, diecinueve días y quinientas noches es la media de lo que suele durar una relación. A veces pienso que, hoy en día, casi puedes ver antes a alguien en pelotas que bien vestido y arregladito para una cena romántica; no tengo nada en contra de esto, pero resulta bastante curioso cómo ha cambiado el cuento.

Ahora, nadie quiere enamorarse de quien se enamora de ti, parece que la reciprocidad asusta. En cambio, como se atreva a dudar sobre si tú le gustas o no, ya te tienen; y ojo, que por esa regla de tres, te dejan con un neceser con agravios, la miel en los labios y escarcha en el pelo. Es el eterno pez que se muerde la cola y cuyo resultado es un mundo lleno de perros del hortelano que ni comen ni dejan comer.

En 2015, ni rosas, ni velas, ni poemas de amor, como mucho un WhatsApp en alguna de esas quinientas noches y a veces gracias a tu gran amigo, el chupito de Jägger de las cuatro de la mañana, que hace que te entre la morriña. Pero ojo, nunca un “te quiero” por escrito, que casi que asusta más que de palabra, primero porque puedes verlo y segundo porque si no lo borras lo puedes sentir cada vez que lo lees. Ahora se lleva el “me apeteces” o “tengo ganas de ti”, que parece que llevan implícito menos compromiso sentimental.

En 2015, ni los treinta son los nuevos veinte ni los cuarenta son los nuevos treinta; al final parece que estemos en uno de esos libros de “elige tu propia aventura” en los que vas saltando de página en página en función de lo que prefieres vivir. Ahora, la edad está en la cabeza, no a las espaldas, y cada uno se configura la vida y le da la bienvenida al amor cuando mejor le conviene, porque lo que sí está claro es que ya no hay patrón.

Hoy parece más fácil romper relaciones que empezarlas, y parecemos más valientes por no temer la soledad, cuando lo que realmente somos es más cobardes por asustarnos al pensar si la compañía será la adecuada, la perfecta o la definitiva; y mientras, la vida pasa: ¿no te da la sensación de que parece que estemos siempre esperando algo?

 Es como si tuviéramos miedo de quedarnos quietos y dejarnos llevar.

“…Tanto la olvidé
que tardé en aprender a quererla
diecinueve días y quinientas noches…”.

&________&_________&


El estudio AWARE. 

Filosofía de la mente: las ECM y el problema mente-cuerpo

AWARE:
CIENCIA DE LA CONCIENCIA  DURANTE  EL TRANCE DE LA MUERTE.
ALGUNAS  CONSIDERACIONES  CONTEXTUALES  Y FILOSÓFICAS

(AWARE: SCIENCE OF CONSCIOUSNESS  DURING THE DYING PROCESS.
SOME  CONTEXTUAL AND PHILOSOPHICAL  CONSIDERATIONS)

RESUMEN

AWARE (AWAreness during REsuscitation) es el nombre del primer estudio científico a gran escala en el mundo sobre la conciencia durante el trance de la muerte. Para desarrollar su labor, los investigadores cuentan con sofisticadas técnicas que les permiten estudiar en condiciones de laboratorio la relación entre la mente y el cerebro durante el estado de muerte clínica en pacientes de paro cardíaco. La investigación incluye la realización de un experimento para estudiar la naturaleza del sorprendente fenómeno de las experiencias extracorporales a menudo relatadas por personas rescatadas de la muerte mediante técnicas médicas de resucitación.

Tanto por su objeto de estudio, como por la propia naturaleza de la investigación y el calado de sus eventuales resultados, AWARE es un proyecto científico con profundas y múltiples implicaciones de carácter filosófico, religioso y socio-cultural, lo que exige la mayor transparencia y rigor en la tarea de sus artífices.

 CONCLUSIONES

El estudio AWARE marca un hito en la investigación de la conciencia humana en general, y en el de las ECMs en particular, al constituir una excelente oportunidad de aproximación científica, en un contexto ético y legal respetuoso con la dignidad de la persona durante el trance de su muerte, a una cuestión tradicionalmente reservada a la filosofía y la religión, y de hacerlo, además, con actitud dialogante.

Dado el tipo, profundidad y alcance de las implicaciones meta-médicas (filosóficas, religiosas y socio-culturales) de los objetivos y futuros resultados del estudio AWARE, sus mentores y artífices deberán ser especialmente diligentes a la hora de posibilitar el acceso a su diseño y método, facilitando así la evaluación pública tanto de la coherencia y solidez de su entramado como de sus eventuales conclusiones.

&&&&&&&&&

La mayoría de estudios sobre relaciones se centran en observar  la  aparición de “señales de fracaso” en cada momento dado, p ero esta

 investigación ofrece una nueva visión de conjunto

Predecir el fracaso de una pareja es más complicado de lo que parece. Cuando conocemos a la  nueva novia  de nuestro mejor amigo y nos cae mal estamos convencidos de que la relación   no tienen ningún futuro , “¡si además se están todo el día peleando!” Pero, dos años después, estás en su boda mirando a las chicas de la mesa de enfrente, porque tu pareja, esa que se parecía tanto a ti, te ha dejado por otro.

Los psicólogos han estudiado en profundidad cuáles son las causas que hacen que fracase una relación, y coinciden en señalar que hay   una serie de comportamientos   que condenan a una pareja a la separación, como son la falta de honestidad, la ausencia de intimidad, el miedo al compromiso…

La mayoría de estudios sobre relaciones se centran en observar la aparición de estas “señales de fracaso” en cada momento dado y en medir su frecuencia, para así saber en qué determinan el futuro de la pareja. Pero el doctor   Brian Ogolsky,   profesor de Desarrollo Humano y Estudios de Familia de la Universidad de Illinois, propone  un nuevo enfoque .

En su   nuevo estudio , Ogolsky trata de observar la  evolución de las parejas  a través de un parámetro que, asegura, es el que mejor predice su futuro: el “patrón de compromiso” . Este término describe los sentimientos de cada parte de la pareja respecto a la idea de casarse. Y es algo que fluctúa enormemente a lo largo del tiempo, también una vez que hemos pasado por el altar, en forma de autoafirmación o arrepentimiento. 

Los cuatro tipos de parejas

Para elaborar el estudio, que acaba de ver la luz en la revista 'Journal of Marriage and Family', Ogolsky y sus colegas analizaron la evolución de  376 parejas  en su veintena durante un periodo de nueve meses. Los participantes crearon una serie de gráficos para mostrar cómo su compromiso iba cambiando (en una escala de 0 a 100) y señalaban detalles concretos que habían influido en su intención de casarse.

Factores como la creencia de que tu pareja está mucho tiempo con los amigos, las peleas o la sensación de que   es muy diferente a ti   hacían que disminuyera el nivel de compromiso.   Por el contrario, variables como conocer a los padres de tu novio, estar mucho tiempo juntos, tener muchas cosas en común y recibir el apoyo de familias o amigos incrementaba las ganas de casarse.

Podemos aprender del pasado de nuestra relación para mejorar su situación en el presente y saber hacia dónde queremos que vaya en el futuro

  Además de analizar los gráficos, los investigadores se entrevistaron mensualmente con las parejas y estudiaron los diferentes pasos que dan éstas en su evolución hacia el matrimonio o la ruptura. Tras revisar todos los datos, Ogolsky llegó a la conclusión de que cada miembro de la pareja puede clasificarse en cuatro patrones de compromiso, que determinan en gran medida el futuro de la relación. 

Son estos:

1. Dramático

Se trata del grupo más numeroso (un 34% de los participantes). Las parejas con uno de sus miembros en este perfil tienen  muchos altibajos emocionales  y pasan más tiempo separadas que el resto de relaciones. Además, los individuos que responden a este patrón tienen menor apoyo de familiares y amigos.  Según el estudio, estas personas tienen el doble de posibilidades de generar una ruptura que cualquiera de los otros tipos de pareja: la mayoría de los que participaron en el estudio rompieron con sus relaciones durante los nueve meses del mismo.

Hay que apuntar, además, que este es el tipo de perfil que más coincide en una sólo pareja: el 55% de los participantes dramáticos estaban saliendo con otra persona de este tipo. Ogolsky es claro respecto a estas relaciones: “ilustran la cruda realidad de que algunas personas son incompatibles y están mejor separadas”.

2. Centrado

Estas personas (bautizadas en inglés como  'partner-focused' ) son aquellas que valoran al compañero por encima de cualquier cosa. Se centran en la idea de que “la pareja es el centro del universo”. Esto, claro está, es positivo para el futuro de la relación: las parejas con algún miembro en esta categoría suelen acabar en boda, pues realmente están  enamoradas.  En el estudio representaron el 30% de la muestra, además, muchos de los individuos de este perfil estaban saliendo con personas del mismo tipo (un 46%).

3. Social

Este tipo de personas (el 19% de los participantes) están muy influenciadas por su interacción con su entorno social, principalmente familia y amigos. Pese a esto, su compromiso respecto al matrimonio, tras el de las personas centradas, es el que menos varía. Las parejas con miembros de este perfil son, además, las que más basan su amor en el compañerismo y la amistad, lo que es muy positivo para el futuro de la relación. Son personas que tienen más miedo a casarse, pero tienen un nivel de ruptura muy bajo, por lo que la evolución de su compromiso es lenta pero segura. 

4. Conflictivo

Por extraño que parezca, las personas que se pasan el día  peleando con su pareja  (el 12% de las estudiadas) tienen un patrón de compromiso mucho más estable que las dramáticas. Las parejas con miembros de este tipo tienen un gran número de crisis, pero son capaces de solucionarlas y no darles tanta importancia, al contrario de lo que ocurre con las parejas de perfil dramático, que experimentan cambios abruptos en la relación que pueden dar al traste con ésta de un día para otro. Según Ogolsky las parejas con miembros de este tipo suelen basarse en el amor pasional, que puede tener un final tumultuoso si no evoluciona hacia el amor compañero que, como sabemos, es el que   suele funcionar a largo plazo

&&&&&&&&&&&&&////////&&&&&&&&&&&&&

Por qué los matrimonios que funcionan bien son los segundos

Funcionan las segundas oportunidades en el amor? 

Para  Freud no había duda: el primer matrimonio las expectativas

son tan altas que surgirán decepciones

¿Funcionan las segundas oportunidades en el amor? 


Para Freud no había duda: el primer matrimonio raramente resiste a la sensación de enclaustramiento, mientras que las expectativas son tan altas que inevitablemente surgirán decepciones. El imaginario construido en torno a la idea de amor romántico y al cuento de los príncipes azules tiene su parte de culpa, pero la falta de experiencia a la hora de enfrentarse a las dificultades que entraña la vida en pareja no tiene menos peso. Sin embargo, en los segundos matrimonios, las parejas son por lo habitual más indulgentes, tolerantes, realistas e independientes.


Como explica el psicólogo J. A. Malarewicz en Repensar la pareja, se sacan lecciones del pasado y se utiliza este aprendizaje para evitar conflictos o sufrimientos, por lo que el segundo matrimonio, por lo general, es más sólido y razonable que el primero. 


Una perspectiva quizá demasiado pragmática y alejada del romanticismo, imperando lo racional sobre lo emocional. ¿Quiere esto decir que las personas que vuelven a casarse pueden llegar a ser más felices?


Las comparaciones son casi imposibles y la mayoría de psicólogos reconocen que no pueden compararse ambas experiencias.  El primer matrimonio responde a una verdadera consagración del amor , una alianza en la que ambos miembros de la pareja tienen claro que será para toda la vida, y con unos objetivos centrados en construir un mundo en torno a ellos, como es el hecho de formar una familia, crear un hogar, etc. Para la psicóloga y divulgadora  Fabienne Kraemer , en las segundas nupcias estos objetivos desaparecen, siendo la única intención que mueve a los nuevos cónyuges la de estar juntos. “Se consagran exclusivamente el uno al otro, por lo que el primer matrimonio no suele eclipsar al segundo”, añade la especialista en un artículo publicado en  Psychologies .

Volver a empezar, pero no desde cero

Estas cualidades del segundo matrimonio no quieren decir ni que sea mejor ni peor. Cada uno de ellos tiene sus fortalezas y sus debilidades, sus satisfacciones y decepciones, pero sería un error caer en comparaciones desde el punto de vista emocional. Como insiste el sociólogo Wilfried Rault“cuando se comienza de nuevo, las parejas se sitúan en el mismo nivel simbólico que en el del primer matrimonio y las marcas dejadas por la anterior relación se borran”.

Muchos de los problemas matrimoniales sientan sus bases en la cultura del romanticismo, y es que el amor se ha idealizado hasta el punto de creer en los príncipes azules

Ni más ni menos feliz, sino diferente, del segundo matrimonio sí puede asegurarse que se trata de una elección mucho más meditada y reflexiva, y cuyo único horizonte consiste en “consagrarse el uno al otro”. Y esta es una de las claves por las que los segundos matrimonios, según afirma Kraemer, “duran más y son más estables que los primeros”.

Para muchos otros teóricos, y al contrario de lo que podría pensarse, volver a casarse no es sinónimo de montarse en una montaña rusa amorosa, en la que se irán sucediendo constantemente las rupturas y los nuevos enlaces. Muy al contrario, las segundas nupcias son las definitivas, al menos estadísticamente. Una realidad que para muchos especialistas se debe a que se “supera” la idea del amor pasional, entendiendo que este forma parte de una fase del enamoramiento, pero que no dura para toda la vida. Es decir, se establece una especie de disociación entre lo que es el amor y lo que es el matrimonio.

Otro enfoque sobre la vida en pareja

Muchos de los problemas matrimoniales sientan sus bases en la cultura del romanticismo, y es que el amor se ha idealizado hasta el punto de creer en los príncipes azules. Las expectativas que se depositan en la pareja suelen ser irrealizables a la par que contradictorias. Ellas quieren a alguien que haga a la vez de padre, amante, confidente y hermano pequeño, mientras que ellos buscan una relación estable y, al mismo tiempoUna visión sobre el amor que la psicoterapeuta Juliette Allais tilda de “errónea” en su obra El amor y el sentido de nuestras relaciones. “La mayor parte de los pacientes caen en los estereotipos románticos. Todos ellos buscan un amor ideal o una pareja que debe reunir cualidades diferentes y contradictorias, personas que, simplemente, no existen”.

Según se desprende de un estudio llevado a cabo por el psicólogo Robert Epstein, autor de Making Love: How People Learn to Love, and How You Can Too, a partir del análisis de más de 2.000 encuestas a parejas norteamericanas, cada vez se valoran más otra serie de nuevos rasgos para mantener a lo largo del tiempo la ansiada felicidad conyugal. 

Las conclusiones del estudio hacen hincapié tanto en los factores mundanos como en los más profundos, pues ambos reforzarían igualmente los vínculos de una pareja.

Unos resultados que llevan al autor del estudio a teorizar sobre la evolución de las necesidades que se tratan de cubrir en una relación de pareja. “Las expectativas han cambiado, y además de buscar una satisfacción emocional también se trata de asegurar que las parejas sean competentes para conservar su trabajo, cuidar a los niños o darles una buena formación”., con libertad para hacer lo que quieran.

Una visión sobre el amor que la psicoterapeuta  Juliette Allais  tilda de  “errónea” en su obra  El amor y el sentido de nuestras relaciones . “La mayor parte de los pacientes caen en los estereotipos románticos. 

Todos ellos buscan un amor ideal o una pareja que debe reunir cualidades diferentes y contradictorias,   personas que, simplemente, no existen”.


Leer más:   Sexualidad: Por qué los matrimonios que funcionan bien son los segundos. Noticias de Alma, Corazón, Vida    http://goo.gl/Svt7y9

Populismo de género

Cualquiera piensa estos días que el populismo es algo que ha inventado Podéis en la política española, cuando ellos se han limitado a estudiarlo muy bien. Parece que han sido ellos y no el primer político que se atrevió a prometer que crearía miles de puestos de trabajo, por ejemplo. Resulta que aquí llevamos 30 años diciéndole a la peña que todo viene a depender de quien mande y ahora nos escandalizamos cuando los chicos intelectuales de izquierda de sueldo público vienen a pintarlo todo en blanco y negro, como la canción de Barricada. Así, si desahucian a una anciana de 85 años es culpa del sistema y para nada de un hijo irresponsable que pidió un crédito a un prestamista sin escrúpulos y puso a su madre de avalista.

Con lo de la Violencia de Género está empezando a pasar lo mismo. Todo acaba siendo culpa de un ente abstracto en el que hay que echar más fondos y fotos sin atender a los datos objetivos que, por cierto, en España, son de los mejores de Europa. Parece que cualquier conducta puede ser reglamentada, legislada y atacada con un anuncio efectista. Así, de paso, vamos llenando los organigramas con áreas, institutos y lo que sea con apellido de la mujer. Da igual que los datos sean iguales que los que había antes de la ley, de los juzgados, de los anuncios, de las fotos de políticos compungidos. Los hay que, enfrentados a esos hechos, son capaces de decir que será cuestión de más fondos.

Una de las herramientas más eficaces del populismo es simplificar realidades complejas. La de la violencia de género sin duda lo es. No hay pócimas pero nadie puede negar que criar a las niñas en un entorno donde se sientan con la autoestima alta, a los niños en un ambiente donde no se permitan los insultos y las humillaciones y a todos en una casa donde el respeto sea la regla de oro puede ayudar en algo. Nunca hacen daño unos padres que estén pendientes de los amigos de sus hijos, que confisquen móviles de adolescentes a partir de una hora, que no vean normal que unos niños de doce años vuelvan a las siete de la mañana por un arcén de medio metro de una carretera. Es sólo un ingrediente de todo un cóctel, pero la educación que se recibe en casa es parte fundamental. Y, como dice el juez Calatayud, lo malo es que para la paternidad no exigen carné de idoneidad.

Y eso es lo que a veces nos negamos a ver. Que si a tu hija le estás fomentando que piense que es un fracaso sin un novio, si le das más importancia a la laca de las uñas que a los libros, si le dejas que a los diez años se compre unos tacones, si le desanimas cuando dice que quiere ser ingeniera, si le alabas el gusto cuando empieza a salir con un guapo malote, puede, sólo puede, que le estés ayudando un poco a que un tío le mire por encima del hombro. Que todos somos responsables.

Pero ese discurso no le va a unas políticas que se ponen ahora a inaugurar exposiciones de señoras a las que las han pegado, que ponen cara de sufrir en una charla sobre las consecuencias invisibles del maltrato, que piden más fondos y se revuelven contra los recortes. Aquí hace falta educación, psicólogos y charlas en los colegios. De paso, estudiar qué nos hace mejores que otros países. Porque, en esto, lo somos. Y aventuro que es por unas familias que lo mismo ponen las lentejas para el parado con la pensión del abuelo que el grito en el cielo como se le toque un pelo a la niña. En cualquier caso, nada que ver con unos políticos que han encontrado en el victimismo de género el último banderín de enganche para verse necesarios. Menos mal que el mercado nos da anuncios como los de Martini donde se ve a una chica entrando en un edificio que se llama El futuro eres tú. Lo contrario al populismo. De Podéis y de los de siempre.

DESMONTAN EL MITO DE " LA IDEOLOGIA DE GENERO " EN NORUEGA


En diciembre del 2011 hubo un golpe devastador para la “Ideología de Género”curiosamente en los países pioneros de esta teoría. El Consejo Nórdico de Ministros (Consejo Intergubernamental de Cooperación Nórdico: Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca e Islandia) decidió cerrar el Instituto de género nórdico NIKK que estaba situado en Oslo.

El dato empírico a nivel mundial es que hay una gran desigualdad en número de mujeres y hombres al comparar los estudiantes de carreras de ingeniería y técnicas, donde las mujeres son una minoría, con las carreras de derecho, enfermería o magisterio donde los hombres son una minoría.

Ante estas desigualdad en los números, la ideología de género pretende eliminar los estereotipos y la educación de roles para compensar la elección de las carreras hasta que llegue a haber la mitad de hombres y de mujeres en todas las profesiones. Este es un objetivo importante a batir por los organismos responsables de la igualdad de género en vez de centrarse en la igualdad de oportunidades y derechos y la libertad de escoger.

 Según dicha ideología, el ser hombre o mujer no es una cuestión biológica, sino cultural. Son roles que se adquieren y se deciden influidos por la cultura, la educación y el entorno, es decir, que no se “nace” hombre o mujer, sino que uno se “hace” hombre o mujer.

NIKK había sido el promotor de la “Ideología de Género” y proporcionaba la base “científica” a las políticas sociales y educativas que, a partir de 1970, contribuía a que los países nórdicos fueran  más “sensibles al género”. La decisión de cerrar el Instituto fue tomada después de que la televisión estatal noruega emitiera un documental en el que se expone el carácter absolutamente anticientífico de la NIKK y su “investigación”.

El productor de estos documentales es Harald Eia, un presentador noruego que trabaja de forma similar a Jordi Évole en España, y que ha adquirido cierta popularidad en Noruega. Eia, que también tiene una licenciatura en ciencias sociales, estaba intrigado por el hecho de que, a pesar de todos los esfuerzos de los políticos e ingenieros sociales para eliminar los “estereotipos de género“, las chicas seguían optando por profesiones “femeninas” (por ejemplo, enfermeras, profesoras, etc), mientras que los chicos seguían siendo atraídos por“carreras masculinas” (por ejemplo, la de ingenieros, técnicos, trabajadores de la construcción, etc.). 

Las políticas de “igualdad de género”  aplicadas desde hace décadas, en vez de ayudar, habían hecho que la tendencia fuese incluso más acentuada.

En su documental, Eia realiza algunas preguntas inocentes a los principales investigadores y científicos de la NIKK. Luego transmite las respuestas a los científicos  del mundo, sobre todo Reino Unido y EE.UU., lo que provoca risas e incredulidad entre la comunidad científica internacional, porque esta ideología no viene apoyada por ninguna investigación empírica . Eia, después de filmar esas reacciones, regresa a Oslo, y se las muestra a los  investigadores de NIKK  que se quedan sin habla, totalmente  incapaces de defender sus teorías .

La falsedad de la “ideología de género” quedó en evidencia y dejó en ridículo al Instituto ante la audiencia televisiva. Los ciudadanos nórdicos empezaron a preguntarse por qué era necesario financiar con 56 millones de euros de los contribuyentes una ideología basada en una “investigación” que no tenía  ninguna credencial científica así que retiraron la financiación al instituto En el año 2103, se creó otro instituto a Suecia con un nombre parecido  NiKK Información de género , con funciones meramente  informativas de noticias sobre género .

En conclusión, unas pocas preguntas inocentes fueron suficientes para desmontar el mito de la ideología de género en una TV noruega. Esperemos que se aprenda la lección en otros países, empezando por España, la UE y la ONU, donde esta ideología domina las estrategias políticas de igualdadentre hombres y mujeres, en lugar de partir de las diferencias entre sexos, de su complementariedad y sinergias y, sobre ellas, construir sociedades más humanas, más ricas y más sostenibles.

Una ramificación de esta ideología (la de la discriminación positiva privilegiada para gays, lesbianas, transexuales y bisexuales) está estos días batallando por ganar en algunos parlamentos autonómicos de España. Lo peor de esta teoría política que se está imponiendo de manera dictatorial con rotunda censura a los que la critiquen, no es que sea mala en sí, es que sea falsacomo demostró este documental. Porque entonces no sólo no habrá nadie verdaderamente beneficiado, sino que se perderá mucho tiempo, esfuerzo y dinero, sin contar el coste de los aprendizajes negativos que minan el sentido común y tienen efectos duraderos.


Aquí  tenéis un buen artículo que contra argumenta la conveniencia de esas leyes.

http://blog.iese.edu/nuriachinchilla/2014/07/no-mas-lavado-de-cerebro-en-noruega-desmontan-el-mito-de-la-ideologia-de-genero/

&&&&&&&&&&&&&&&&00===00&&&&&&&&&&&&&&&&

COMIENZA UN NUEVO CURSO ESCOLAR

( CON UN SISTEMA EDUCATIVO DEL PASADO...)

Entrevista con el profesor José Antonio Marina

  Uno de los mayores problemas de los intelectuales, también de los españoles, es su alejamiento de la realidad. Se encuentran cómodos analizándola, diagnosticándola o incluso diseñando soluciones desde la distancia, pero no poniéndose manos a la obra y tratando de cambiarla. No es el caso de   José Antonio Marina . La educación fue siempre su área de principal interés, porque la percibe como   el resorte esencial que ayuda al ser humano a alcanzar sus posibilidades  de bienestar personal, de relacionarse socialmente y de ampliar sus posibilidades de acción. Pero no se limitó a investigar sobre ella, sino que quiso traducir en hechos aquellas opciones prácticas y útiles que había ido encontrando en sus estudios.

Como parte de esa actitud pragmática puso en marcha la Universidad de Padres, una institución a través de la cual dirigirse a los progenitores “para contarles lo mucho y bueno que se estaba haciendo en el mundo, de forma que pudieran ponerlo en práctica y, en su caso, para que presionasen a las escuelas con vistas a su utilización. El sistema español educativo español es un diplodocus dormido y hay que despertarlo con soluciones prácticas”.

Ese es también el espíritu que José Antonio Marina y su equipo de la UP recogen para su etapa en El Confidencial, donde contarán con una sección, La nueva frontera educativa, en la que trasladarán a los lectores las claves necesarias para saber lo que está sucediendo en el ámbito de la educación actual, y la información precisa para que puedan tomar las mejores decisiones para el futuro de sus hijos: “Las familias quieren educar bien, pero no saben qué hacer; por eso tratamos de contarles qué pueden hacer para tener las mejores oportunidades".

Distinguir lo relevante de lo irrelevante

En este siglo XXI que, como afirma Marina “se caracteriza por su volatilidad, ambigüedad, incertidumbre y complejidad, y donde es muy difícil encontrar patrones, que es justo lo que hace la inteligencia, estamos todos, mayores y adultos, obligados a aprender permanentemente”. Los tiempos nos forzarán también a desarrollar nuevas habilidades, “relacionadas con la creatividad, con la flexibilidad, y con distinguir lo relevante de lo irrelevante, que es lo que hace el talento, el bien más escaso en el siglo XXI”.


En este entorno cambiante, La nueva frontera educativa, afirma Marina, “tendrá como objetivo presentar a nuestro lectores un mundo en ebullición y permitirles asistir a lo que se está cociendo en el mundo educativo: en universidades, laboratorios escuelas, empresas o despachos gubernamentales. Cosas que van a influir en sus vidas y en las de sus hijos. La información les va a permitir tomar buenas decisiones y generar una ventaja competitiva”.

La Universidad de Padres es un proyecto de José Antonio Marina pensado para acompañar a padres y docentes en sus tareas educativas y para hacerles sentir que no están solos en sus preocupaciones. Desde el año 2007 han pasado por sus cursos más de 8.000 familias. 


Mi comentario :

La enseñanza (que es distinto de la educación) en España tiene, en mi opinión, muy serios problemas. Me referiré a uno de ellos.

 

El sistema educativo español, pese a modificaciones legislativas transitorias , mantiene en esencia el espírítu ideológico de la LOGSE. ¿Cuál es este espíritu? Pues que los alumnos son buenos por naturaleza, van a estudiar "motu propio", se van a esforzar, van a tener disciplina, y además van a ser educados con sus compañeros y profesores. En consecuencia, superarán sus estudios y titularán.

 

Si alguno "no puede" seguir ese nivel teórico de exigencia, diseñan toda una parafernalia de programas dentro del nombre totémico "atención a la diversidad" (en el que hay muchos intereses económicos, ideológicos y políticos en juego, y que cuesta un riñón al contribuyente), para que puedan titular, rebajando, todavía más, el nivel de exigencia académica para titular. Un ejemplo de esto es lo que en los Institutos de Educación Secundaria hay: Programas de Diversificación Curricular -creo que en el argot de los centros son conocidos por "la diver" ( es decir, pura diversión, nada de estudio, trabajo o esfuerzo).

 

¿Cuáles son las consecuencias del "buenismo" imperante de la LOGSE? 

De modo resumido, los alumnos desde la enseñanza Primaria, están acostumbrados a que pasan de curso sin esfuerzo alguno y por imperativo legal pueden meterse en 3º de la E.S.O. sin haber dado un palo al agua: es decir, sin tener un mínimo de conocimientos, SIN SABER LEER Y ESCRIBIR CORRECTAMENTE, SIN TENER UNAS MÍNIMAS NORMAS DE EDUCACIÓN (URBANIDAD). ¿Cómo es posible que un alumno, después de haber estado escolarizado 13 cursos (3 de infantil, 6 de Primaria y 4 de Secundaria Obligatoria no sepa escribir ni leer correctamente, no sepa expresarse verbalmente y con corrección, no entienda el enunciado de un problema o una pregunta de un examen?

 

Porque con la LOGSE en la mano no le han enseñando a leer, ni a escribir, ni le han exigido dictados ni el mérito del esfuerzo, de la disciplina, del estudio, del sacrificio. Y así nos luce el pelo.

 

Conozco algún maestro y algún profesor que todavía tienen vocación docente y se comportan como unos héroes anónimos. Pero la mayoría de los docentes están sometidos, por activa o por pasiva, al dicterio de los sindicatos y de los partidos políticos que dicen y esgrimen que la educación pública no se toca. 

 

Y así estamos. Mientras, la concertada creciendo cada más. En el País Vasco, por ejemplo, de cada 3 alumnos en primaria / secundaria, 2 van a la enseñanza privada (concertada o no) y tan sólo 1 alumno a la pública (la que está controlada política e ideológicamente por los sindicatos y partidos políticos (PSOE, IU,UGT, CCOO, STERM) enemigos a ultranza del esfuerzo, del mérito académico, del trabajo y prosélitos de todos iguales, por abajo, para ellos mangonear y vivir del cuento a costa de los analfabetos que han conseguido fabricar.

FEB-2014

EXPLICADAS POR LA NEUROCIENCIA

Seis claves para entrenar tu cerebro y ser mucho más feliz

  La felicidad no es una meta, es un estado mental, suelen repetir los gurús del bienestar. Pero también es el producto de procesos puramente fisiológicos, como explica la neurocientífica y profesora de la Universidad de Florida Teresa Aubele en su libro Train Your Brain to Get Happy: the Simple Program that Primes your Grey Cells for Joy, Optimism and Serenity (Adams Media), coescrito junto al psicólogo Stan Wenck.

El punto de partida de los investigadores es muy sugerente, y se encuentra en línea con las ideas que sobre la  neuroplasticidad  han abundado durante los últimos tiempos gracias a pensadores como   Richard J. Davidson . Si programas a tus neuronas para que sean más receptivas a la felicidad, tarde o temprano terminaremos sorteando la tristeza. Si, por el contrario, nuestro comportamiento enseña a nuestra materia gris a interpretar lo que nos ocurre de forma negativa, dará igual todo lo bueno que nos ocurra, puesto que no habrá manera de que podamos sacar provecho de ello.

Con el objetivo de identificar qué podemos cambiar en nuestra vida para entrenar a nuestro cuerpo a abrazar la felicidad, los autores dividen en seis capítulos su libro, de forma que podamos ponernos en marcha rápidamente. Al principio puede parecer complicado, pero una vez tengamos constantemente presentes las seis claves, si no somos capaces de tomarnos la vida desde otro punto de vista, será simplemente porque  no lo hemos intentado lo suficiente .

§  Aprende a distinguir las respuestas “huir o luchar” que crean ansiedad

Uno de los grandes problemas del ser humano contemporáneo es que se encuentra en una  perpetua situación de estrés . La multitud de estímulos que nos rodean nos exigen constantemente estar preparados para cualquier eventualidad, sea esta pegar un volantazo mientras conducimos un automóvil o responder rápidamente al teléfono móvil cuando este suena. La de “huir o luchar”, propia de los animales, es una respuesta psicológica que repercute en el sistema nervioso y genera una importante reacción hormonal.

Como explicaba Aubele en un artículo publicado en  Psychology Today , la gran cantidad de información de la que disponemos hoy en día no favorece nuestra toma de decisiones, sino que como el ciervo que observa de repente cómo un automóvil se dirige hacia él y se queda paralizado, nos impide distinguir entre lo correcto y lo inadecuado. ¿Qué podemos hacer para evitarlo?  Descartar la multitarea, fijar prioridades , organizarnos mejor, no consultar continuamente el correo electrónico y aprender a procesar la información dedicándole tiempo para que cristalice en nuestra cabeza.

Si quiere leer más sobre este tema:  Por qué no podemos estar sin hacer nada

§  Enfoca la atención de tu materia gris en el bienestar emocional

Muchas persona desconfían de ello, pero diversos estudios han recordado que el mero hecho de sonreír favorece nuestro bienestar. Siguiendo esa regla de tres, ¿cómo nos sentiremos si sólo pensamos en  lo malo que nos puede ocurrir en un futuro lejano ? Como   explicaba   la propia autora, “tus pensamientos más profundos siempre se reflejarán en tus comportamientos exteriores, porque los cambios autogenerados en tu vida siempre están precedidos por cambios en la forma en que tú piensas sobre algo”.

Aubele enumera las diversas formas en las que los pensamientos negativos influyen en ti: perturban tus interacciones con lo que te rodea y afectan tu capacidad para percibir, recordar y crear nuevas conexiones neuronales. Por el contrario, si somos capaces de centrarnos en lo positivo o pensar en el futuro no como una catarata de problemas sino como  una amplia lista de posibilidades , no sólo seremos más felices, sino también más productivos, reactivos y discurriremos mejor.

Si quiere leer más sobre este tema:   Las 10 creencias irracionales que te impiden ser feliz  

§  Realiza actividades que inunden tu cerebro de dopamina y serotonina, entre otros “químicos de la felicidad”

No nos gusta pensar en nosotros mismos como seres que se mueven por caprichos hormonales, pero lo cierto es que la dopamina, una sustancia liberada por el cerebro, está ligada de manera muy directa con  la motivación, el placer y la cognición . Enamorarse, hacer el amor, realizar una actividad placentera, alimentarse correctamente o hacer ejercicio son actividades que favorecen la producción natural de estos químicos.  

El problema que tienen dichas hormonas es su carácter altamente adictivo y el hecho de que las drogas favorezcan su liberación empuja a su uso (y abuso). Algo que también puede repercutir de manera negativa en el amor, puesto que como han recordado algunos estudios,  a los cuatro años de convivencia se dejan de producir dichas hormonas , lo que explicaría el bajón que algunas relaciones experimentan pasado dicho tiempo.

Si quiere leer más sobre este tema:   ¿Por qué nuestras parejas nos aburren después de un tiempo?  

 

§  Satisface el hambre de tu cerebro a través de la dieta y el ejercicio

Como acabamos de señalar, una buena alimentación y la práctica de algún deporte influyen significativamente en nuestro organismo a la hora de afrontar nuestro día a día. Realizar ejercicio de manera habitual no sólo estimula la circulación e incrementa el nivel de sangre en tu cerebro, haciendo que este esté “ más joven, bien nutrido, receptivo, flexible y adecuadamente afinado” , sino que también incrementa tu autoestima.

Además, ser capaces de cumplir con nuestros objetivos deportivos suele ayudarnos a sentirnos  realizados y satisfechos con nosotros mismos . Nos hemos recordado, por fin, que podemos hacer aquello que nos proponemos.

Si quiere leer más sobre este tema:   Diez formas de ser feliz por la mañana

§  Mejora tu nutrición

La mayor parte de regímenes se realizan con el objeto de perder peso, pero raramente de mejorar nuestro bienestar. Sin embargo, existe una relación entre nuestro estado de ánimo y los alimentos que ingerimos. En los años ochenta, un estudio realizado en la Universidad de Massachussets puso de manifiesto que “ un puñado de cerezas   es mejor que cualquier alimento antidepresivo”, como ha recordado el nutricionista   Miguel Ángel Almodóvar , autor de  Mood Food. La comida de la felicidad  (Oberon).

A dicha lista encabezada por las frutas rojas podrían añadírsele el pescado azul (por sus ácidos grasos omega 3), los dátiles, los frutos secos y los plátanos (por el triptófano), el cacao, el guaraná y la yerba mate (por la teobromina), y sobre todo,  la vitamina B y C que  abundan, respectivamente, en la carne, el pescado o los lácteos, y en los vegetales y las frutas.

Si quiere leer más sobre este tema:   El programa SNAP: cuatro sencillos pasos para estar sano y ser más feliz

§  Entrena a tu cerebro para construir nuevos caminos hacia la serenidad

Cuenta hasta diez o “uno, dos y tres, yo me calmaré”. Aubele recomienda encarecidamente la meditación como una de las herramientas predilectas para darle un empujón a nuestra bienestar , ya que, aunque para mucha gente aún suene como algo extraño, “altos niveles de meditación ayudaban a formar una mayor empatía y conciencia”.

Aubele también   recomendaba   que simples ejercicios como “ sentarse en un lugar tranquilo , cerrar los ojos y conjurar la memoria de uno de tus momentos más felices” pueden ser una forma de favorecer nuevas conexiones neuronales.

 


ENERO-AÑO 2014

La jerarquia de la Iglesia  católica sigue anclada en el siglo pasado, en temas de sexo ...

El nuevo cardenal español de 84 años, Fernando Sebastián asegura que la homosexualidad es una “deficiencia” que "se puede normalizar con tratamiento"

"Tenemos muchas deficiencias. Yo tengo hipertensión, ¿me voy a enfadar porque me lo digan?"

El nuevo cardenal español de 84 años, designado por el papa Francisco, Fernando Sebastián, ha señalado la homosexualidad como una deficiencia y apuesta por tratamientos para corregirla.

Así lo afirma el arzobispo emérito de Pamplona en una entrevista con el diario Sur de Málaga.

Preguntado sobre la actitud del nuevo Papa sobre los homosexuales -de quienes dijo: "¿Quién soy yo para juzgarlos?"- el cardenal responde: "Una cosa es manifestar acogida y afecto a una persona homosexual y otra, justificar moralmente el ejercicio de la homosexualidad. A una persona le puedo decir que tiene una deficiencia que es lo que es, pero eso no justifica que deje de estimarla y ayudarla. Creo que esa es la postura del Papa, lo mismo respecto del matrimonio homosexual o los divorcios. Vamos a estar a su lado, pero la Iglesia no puede cambiar las exigencias de la moral".

El arzobispo insiste en la idea de deficiencia: "Con todos los respetos digo que la homosexualidad es una manera deficiente de manifestar la sexualidad, porque ésta tiene una estructura y un fin, que es el de la procreación. En nuestro cuerpo tenemos muchas deficiencias. Yo tengo hipertensión, ¿me voy a enfadar porque me lo digan? Es una deficiencia que tengo que corregir como pueda".

En relación al escándalo sobre la pederastia en la Iglesia, que esta semana se ha tratado en la ONU, afirma Sebastián: "En la Iglesia tenemos que educar bien en los seminarios, discernir, seleccionar a los candidatos a sacerdotes lo mejor que podamos, siempre con el temor de que las personas no somos máquinas y pueden fallar. Es admirable el valor de Benedicto XVI y del Papa Francisco de afrontar este problema, reconocer las deficiencias y poner remedio en la medida en que depende de la Iglesia".

El español forma parte de la primera tanda de nuevos cardenales electores designada por Francisco. La lista incluye a 19 personas, incluidos tres eméritos y cuatro miembros de la Curia.

Entre los otros 12 gana peso la periferia: Latinoamérica (4), África (2) y Asia (2).

----------------------------0000000000000-------------------------

 El poder de la inteligencia emocional

Por Roberto Augusto

Durante siglos se ha considerado que la inteligencia era algo que se refería sobre todo a la memoria, a la capacidad lógica de razonamiento y a las habilidades lingüísticas. Uno de los grandes avances de la psicología en las últimas décadas es haber definido otros tipos de inteligencia.

Es un error pensar que el ser humano es un animal racional. Somos razón y también emoción. Muchas veces las decisiones que tomamos a diario no están guiadas por la lógica, sino por nuestros sentimientos. Tendemos a estar de acuerdo con aquellos que nos provocan emociones positivas y rechazamos las ideas de las personas que no nos hacen sentir bien. Nuestros juicios no suelen ser objetivos, sino que son un reflejo de lo que sentimos. La razón se pone al servicio de la emoción, no al revés.

Individuos dotados intelectualmente y con gran capacidad de trabajo fracasan en la vida porque son incapaces de tener relaciones positivas con los que les rodean. Es imposible ser feliz si no nos sentimos queridos, si no tenemos un núcleo familiar y afectivo que nos proteja. Aquellos que dominan el discurso de los sentimientos y son capaces de empatizar y conectar con los demás pueden tener más éxito social y personal que alguien que es un gran matemático, pero una persona gris e introvertida.

Entender nuestras propias emociones y las de los que nos rodean es vital para tener una vida afectiva sana que nos haga sentir bien y crecer como personas. No somos nada sin los otros y lo que somos se refleja en nuestras relaciones con los demás. Los seres humanos necesitamos vivir en sociedad, sentirnos útiles y queridos. Solo así podemos desplegar todo nuestro potencial. Cuando comprendemos el poder de la inteligencia emocional podemos cambiar nuestra vida radicalmente y ser mejores personas.

www.robertoaugustoblog.com

http://www.execoach.es/wp-content/uploads/2012/02/inteligencia-emocional-vs-intelectual.pdf

--------------------------------------------------



20-Diciembre-2013

Pequeño manual para distinguir amores mediocres

  M ( periodista y bloguera)


No es amor si no te arrastra y te revuelve. Si no te da la vuelta y te revienta las costuras del alma. Si no te conmueve y desconcentra. Si no te esculpe de nuevo. Si no te zarandea y apacigua las penas. No es amor si puedes explicarlo y encontrar facilmente las palabras para definirlo. Hay amores inmensos. Amores que sólo se definen con el roce…

Si no te espera ni aguarda emocionado, no es amor… Es aburrimiento. Los verdaderos amantes viven el momento, nunca pasan el rato. Hay amores lisonjeros y absurdos.

No es amor si no te imagina y cuenta los minutos, si no se le hacen eternas las horas. No es amor si no te sueña y no puede dibujarte con la mente y encontrarte en todo lo que ve. No es amor si amarte no le cambia en nada. Si a tu lado no se siente gigante… Tan gigante como tú… Hay amores enormes y amores diminutos.

No es amor si no parece que tus pies no te pertenezcan y tu cabeza no imagina locuras. Si no te quita el sueño, es un amor falso, un amor pasajero. Si te quita siempre el apetito es un amor peligroso. 

Si es capaz de medirte y pesarte, no te quiere. Si es capaz de negarte y apartarte, no te merece. Si no es capaz de escucharte y encontrarte las cosquillas en los malos ratos, no te conviene. Si no te busca, no te ama. Si te persigue, no te ama… Te acosa. Hay amores cobardes.

Si no ve que guardas llanto y necesitas risa a gritos, no te entiende. Si no sabe leerte la mirada y tienes que pedirle que te diga que te quiere, es que el amor no le desborda, no le sobrepasa, no le invade. Si se lo pides y dice “ya sabes que sí” es que su amor es pequeño, ridículo, minúsculo.

Si le dices “te quiero” y responde “yo también” es que no sabe quererte, te quiere a medias o se quiere a él mismo.

Si repite cien mil veces cada día que te ama, es obseso. Hay amores demasiado concentrados.

Si no lo gritarías, no es amor. Hay amores mudos…

Si preguntas una tontería y no responde, es que se cree que él no pregunta nunca tonterías. Los amantes perfectos son insufribles. Las personas que nunca dicen tonterías no son de fiar… Hay amores estúpidos.

No es amor si no duele algunas veces y no compensa otras muchas. Si no da vértigo.

Si no da pánico pensar que puede terminar no es amor, es juego. Hay amores escasos, amores menores. Amores que enseguida se hacen viejos.

Si no te hace sentir que importas, no es amor, es vasallaje. Si no te demuestra que le importas es condena.

Si crees que no importarle es culpa tuya, sal corriendo. Hay amores esclavos.

No es amor si da sueño. No es amor si da frío. Si da pena, no es amor. No es tampoco amor si amando no te hace sentir grande, si no crees que vuelas o que lo puedes todo. Hay amores mediocres, rutinarios.

No es amor si no te vuelve loco y te calma al mismo tiempo. Si puedes calcularlo, no es amor. No es amor si te cabe en el pecho. No es amor si siempre lloras. Si siempre ríes… Tampoco es amor, es guasa. Hay amores vacíos.

Si tienes la sensación que lleva impermeable es que su amor es profiláctico, de plástico, de diseño.

No es amor si le cansa. Si se siente encerrado o si a cierta hora pone mala cara porque toca retirada…

No es amor si se rinde, si ve sólo los obstáculos que sortear para tenerte, si busca la salida antes que la entrada. Si sólo viene cuando te necesita y siempre está ocupado cuando tú le buscas.

No es amor si promete demasiado y cumple poco.

Si no quiere devorarte no es amor. Si sólo quiere devorarte tampoco.

No es amor si calla siempre y tampoco si nunca guarda silencio. No es amor si siempre habla y nunca quiere beso. Hay amores demasiado castos.

Si te pone horarios, no te quiere. Si te limita las pasiones, no te ama, te recorta.

No es amor si no se queja si no te tiene. Y si se queja demasiado no te quiere, te posee.

No es amor si no disculpa ni perdona. Si encuentra demasiadas explicaciones racionales para quererte.

No es amor si no crees que será eterno.

 Hay amores fugaces.

4-Octubre-2013

Muta, Salta, Bucea

  por Mercé Roura ( periodista y bloguera)

Sal de la pecera y lánzate al mar. Agita las alas y cae, cae sin motor y sin freno. Deslízate por el precipicio, pon un pie en la arena y rueda por las dunas calientes… Nota como todos tus sentidos pierden el control, como dejas de saber quién eres y qué pasará por unos momentos. Aprende a sentir que no llevas las riendas o que las llevas pero las cedes al viento, para experimentar, para volar, para saber qué pasa cuando se agota este mundo en el que vives encerrado y tienes que mudarte al de tu imaginación. Recuerda que el día es noche y la noche es día. Todo es posible. Todo está por dibujar, todavía.

Piensa al revés. Vuelve a reconsiderarlo todo, esta vez sin encogerte de hombros, sin más limite que el infinito.

Recuerda que puedes cambiar a media partida, mientras escojas lo que te llena, lo que te mueve, lo que hace que cuando lo sueñas salten chispas.

La felicidad está en ese atajo que nunca tomas para ir al trabajo. Tus sueños están en esa esquina que nunca pisas justo ante la tienda en la que nunca entras porque no te gusta probar cosas nuevas. La fortuna nunca saca a pasear al perro a la misma hora, tendrás que sorprenderla. El amor de tu vida se sienta en las mesas del fondo del bar, esas a donde nunca llegas porque la rutina te frena… La rutina, nada tan cómodo como poco excitante. Nada tan absurdo como gris, mortecino, hastiante… Nada tan plácido. Te queda todo por sentir, todavía.

Mójate. Juégatelo todo por algo en lo que creas, por alguien que te haga sentir especial. Arriesga por amor, no por miedo. Rasguña tus manos, si hace falta, trepando muros y escalando montañas inexploradas. Deja que tus rodillas tengan rozaduras como las de los niños que juegan y saltan. Apura la última gota de pócima mágica. Besa al sapo. Bésale aunque estés segura de que no es un príncipe. Cambia de canción preferida. Cambia de melodía de fondo, de fondo de pantalla, de escena de película, de dimensión. Cambia de hemisferio.

Devora. Deja a medias la cena de todos los martes e improvisa un banquete. Tropieza y encuentra la aguja del pajar. Pisa esa zona oscura donde no hay red si caes, ni barandilla para sujetarse. Imagina, crea, engendra… Estimula tu cabeza, agita tu pecho… Aviva tus sesos y oblígales a ganarse las lentejas, a proporcionarte la ilusión necesaria para mover el eje de rotación de la tierra. Que tus neuronas se sacien de locuras, que te den la vuelta a la vida hasta que pierda la forma habitual y adquiera otra que te hace sonreír.

Haz el ridículo por defender lo que crees hasta extenuarte, hasta que otros se den cuenta de que lo ridículo sería no defenderlo. Hasta que tu ridiculez sea lógica y se convierta en tendencia.

Camina por la cuerda floja. Sé singular, sé distinto. Sosiega tus delirios y sigue tu intuición. Sé imprudente, a veces. Sé excesivo y luego descansa. Que la gente se ría al leer tu epitafio. Que tu cuerpo se canse de guasa y no de asco.

Tu mejor momento es este. Y te queda mucha mecha, todavía.

 " La rebelión de las palabras " de Mercé Roura

"La diferencia entre lo que hacemos y somos capaces de hacer, resolvería la mayoría de los problemas del mundo" Mahatma Gandhi Conocer a los demás es sabiduría Conocerse así mismo es iluminación. Vencer a los demás requiera fuerza. Quien consigue sus propósitos, es voluntarioso. Quien sabe contentarse es rico. Quien no abandona su puesto, perdura. Quien vive el eterno presente, no muere. Lao Tse, siglo VI a.c. “Puedes llegar a cualquier parte, siempre que andes lo suficiente” “Aquello en lo que centras tu atención tiende a agrandarse” “La risa es la distancia más corta entre dos personas” “Conócete” “Acéptate” y “Supérate” San Mateo "Cada quien es responsable de lo que sucede y tiene el poder de decidir lo que quiere ser. Lo que eres hoy día es el resultado de tus actos pasados. Lo que serás mañana es el resultado de tus actos de hoy” (Vivekananda) "Cuando podamos empezar a tomar nuestros errores sin gravedad ninguna, eso significa que estamos dejando de temerlos. Es de una importancia inmensa aprender a reírnos de nosotros mismos"

 
BETTY PILATES- TFO 660969260- CERRADO DE CALDERON
 
                           YOGA-PILATES

¿En qué consiste la práctica del Yoga?

El Yoga puede ser practicado por todas las personas sin necesidad de conocimientos previos y sin una condición física inicial particular. Precisamente el Yoga potencia estas condiciones de desarrollo personal.

Los principios de la acción beneficiosa del yoga son: estiramientos y flexibilidad, fuerza y energía, concentración y relajación. Con estos objetivos, quien práctica yoga experimenta una renovación. Los órganos internos se benefician de la práctica, al tiempo que mejora el funcionamiento de los tejidos, se potencia el funcionamiento de las articulaciones y del sistema muscular y se ayuda a alinear el sistema óseo.

La práctica en esta YogaSala, siguiendo los principios de la tradición antigua de Patanjali, consiste en el desarrollo de asanas (ejercicios físicos), pranayama (atención a la respiración), concentración y técnicas de relajación, procurando siempre la salud, y la paz y la armonía dentro de la persona y entre las personas.

TEST  PARA VER SI TE CONSIDERAS UNA PERSONA FELIZ EN ESTE MOMENTO ¿?

http://www.elmundo.es/elmundosalud/documentos/2012/04/encuesta_felicidad.html

Test de Inteligencia Emocional

http://www.helios3000.net/tests/eq.shtml

 


 

 

 

La inteligencia emocional cobra validez en la actualidad cuando se asumen cambios de paradigmas. Anteriormente se tendía a considerar la inteligencia como un factor exclusivamente intelectual totalmente desprendido de emoción. Recientemente surge la tendencia a considerar diferentes tipos de "inteligencias", entre ellas la emocional.

Desde esta nueva perspectiva, si antes se consideraba inteligente una persona porque podía desprenderse de la presión de sus emociones, ahora se comprende que es deseable aprender a administrar nuestras emociones de manera inteligente.

Cada vez es más aceptado que la capacidad de motivarse y perseverar pese a las dificultades y frustraciones, el administrar los impulsos y la capacidad de posponer una satisfacción personal, el ser capaces de regular el humor y de impedir que se alteren las facultades de razonamiento, además de la empatía y la esperanza son factores esenciales para alcanzar el éxito y la felicidad.

Podemos reconocer la inteligencia emocional porque nos pone en contacto con lo que hay de humano en una persona, y para facilitarle entrar en contacto con la suya le ofrecemos a continuación una serie de preguntas que, al contestarlas y evaluar sus respuestas, le permitirán conocer un poco más sobre su mundo emocional y como se desenvuelve usted en él.

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

RAMON | Respuesta 25.04.2012 14.43

Que me gusta la bola del pilate

Ver todos los comentarios

Comentarios

09.12 | 14:00

Soy Luciana Santiago por su nombre. Vivo en España, quiero usar este medio para alertar a todos los solicitantes de préstamos a ser muy cuidadosos, porque hay

...
05.08 | 08:08

Soy señora Cynthia y yo hígado en México rápidamente me quiero utilizar este medio para compartir un testimonio de cómo Dios me dirige a un prestamista de prést

...
14.01 | 23:21

ME GUSTA ESTA PAGINA- SALUDOS SRA.DERNA

...
18.10 | 21:50

Hola, Mi nombre es Sr. Paul Green un conocido prestamista préstamo legítimo, ofrecemos préstamos de la gama de $ 5000 a $ 6 millones de dólares, euros y libras solamente. Damos préstamos legítimos a las personas graves o firmas comerciales que están en ne

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO